España abrirá sus puertas a los biosimilares en un lustro

Hasta 2017 expirarán el 64 por ciento de las patentes de los productos biológicos

Los fármacos biotecnológicos concentran el 46 por ciento del mercado hospitalario

Herramientas
|
09 mar 2012 - 19:00 h
|

El mercado de los biosimilares está a las puertas de su eclosión en España. Un estudio elaborado por IMS al que ha tenido acceso EG indica que en tan solo cinco años el 64 por ciento de las patentes de productos biológicos expirará, lo que posibilitará un nuevo campo de mercado donde aquellas compañías que arriesguen e inviertan adecuadamente tendrán su recompensa económica. El próximo año, gracias a la liberación del mercado, los productos biosimilares tendrán una cuota de mercado de prácticamente 50 millones de euros, cifra que rozaría 150 millones más en 2014, según los datos de venta de los fármacos actuales.

El punto álgido de esta expiración de patentes llegará en 2017, cuando se liberen patentes por valor de más de 450 millones, con lo que se presenta una cuota de mercado acumulativo de los próximos cinco años de 1.150 millones de euros que podrán ser explotados por las compañías que comiencen a apostar ahora por esta nueva vía. Cabe recordar que el desarrollo de un fármaco biosimilar oscila entre los seis y los nueve años, por lo que una demora en la conversión estratégica podría dejar fuera de juego a las compañías españolas.

El mercado hospitalario

Según los datos de IMS, en 2011 los biológicos representaron el 46 por ciento del mercado hospitalario, es decir, 2.800 millones de euros. Aunque no existen previsiones exactas sobre el peso que tendrá la biotecnología en los próximos años, sí que existe una tendencia que puede aclarar la cuota de mercado que propiciarán los fármacos biológicos: el crecimiento entre 2010 y 2011 del mercado hospitalario fue del 3,4 por ciento mientras que, por ejemplo, medicamentos clasificados como L4B tuvieron un incremento del 7,4 por ciento en el mismo periodo.

Este indicativo supone que el mercado biológico ganará cada año más peso en el gasto hospitalario, lo que permitirá que los biosimilares, una vez caducadas las patentes, generen las ventas necesarias para compensar la inversión inicial.

Twitter
Suplementos y Especiales