Cataluña no pagará más facturas a sus boticas en 2015 si no llega un FLA extraordinario

Herramientas
|
30 oct 2015 - 11:50 h
|

La Generalitat de Cataluña ya no dispone de un solo euro —ni de recursos propios ni vía FLA ordinario— para pagar a sus farmacias las facturas restantes de este 2015. La Administración regional ha comunicado a sus colegios farmacéuticos que hasta la posible llegada de un fondo de financiación extraordinario, se ha acabado el dinero y no podrá afrontar el abono de ninguna factura más en lo que queda de año (ni las ya pendientes ni las aún por generar). Esto quiere decir que no se cobrará ninguna factura ni a final de mes —que es cuando se estaba pagando con el actual retraso, y como debía ocurrir en estos últimos días de octubre—, ni el próximo 5 de noviembre —fecha que marca el concierto para el pago de las recetas—.

Según se destaca desde el Consejo Autonómico de Colegios Oficiales de Cataluña y la patronal regional Fefac, dado que el 5 de noviembre no se pagarán los medicamentos dispensados en el mes de septiembre (112,5 millones de euros), se sumará a las facturas que tenía pendientes de abono a las boticas: julio (121,5 millones, que era la que se debería haber abonado estos últimos días de octubre gracias al FLA) y agosto (100 millones). En su conjunto, la deuda superará los 300 millones. Si hasta ahora los fármacos se estaban pagando con 90 días de retraso respecto a la fecha de factura, con este nuevo agravamiento, los farmacéuticos no cobrarán los medicamentos que han dispensado hasta 4 meses después.

La solución que apuntan desde la Generalitat llegaría con la habilitación de un FLA Extraordinario para poder hacer frente a la deuda. Este fondo está pendiente de aprobación en la próxima Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos. Ante esta situación, que ya se dio el mes de abril, los farmacéuticos denuncian la carencia de responsabilidad y compromiso de las Administraciones para garantizar el pago de los medicamentos y reclaman que se planifique adecuadamente con la elaboración de presupuestos realistas. “¿Es necesario llegar a límites de cuatro meses de retraso para después volver atrás? ¿Y que esta situación se vuelva a repetir hasta dos o tres veces en un año? En un país donde presumimos de tener un sistema de salud de excelencia, es inexplicable que sean los profesionales sanitarios quienes tienen que garantizar el acceso a los medicamentos porque las Administraciones no cumplen con sus responsabilidades”, denuncia Jordi de Dalmases, presidente del consejo autonómico de colegios farmacéuticos catalanes.

Además de recordar que en los últimos cuatro años, las farmacias catalanas nunca han cobrado “en tiempo y forma” una factura, desde los colegios y la patronal Fefac se incide en que la situación es incluso peor en este 2015 frente al ejercicio anterior. Lejos de solucionarse, la situación se agrava periódicamente. En los últimos doce meses el volumen de facturas de medicamentos dispensados y sin pagar ha fluctuado hasta tres veces: en septiembre de 2014 pasó de 1 a 2 meses acumulados; en febrero, se agrava de 2 a 3; el mes de abril vuelve a ser de dos meses después de la llegada de un FLA extraordinario, y con el impago de octubre, el 5 de noviembre de 2015 volverá a incrementarse hasta 3.

Twitter
Suplementos y Especiales