Candidaturas a la Vocalía Nacional de Distribución del CGCOF

1- ¿Cuáles deben ser las prioridades de la distribución en esta legislatura? 2- ¿Cuál es la clave para que sea concebida como un servicio de valor añadido? 3- ¿Por qué la distribución resulta uno de los ‘grandes olvidados’ de los agentes de la cadena del medicamento? 4- ¿Cómo repercuten los recortes e impagos a las boticas en la distribución? 5- ¿Qué relación se debe impulsar con la industria y la botica?
Herramientas
|
25 may 2012 - 19:00 h
|

José Ramón López Suárez, director general de Cofaga

1- Conseguir la sostenibilidad y estabilidad del sector.

2- La distribución debe de adaptarse a la evolución de la industria y oficinas de farmacia resolviendo las necesidades de estas. En este aspecto, hay que buscar fórmulas para optimizar costes integrando gestiones de empresas sin perder su localización.

3- No considero a la distribución como un agente ‘olvidado’, sino todo lo contrario. Nuestra labor es ampliamente reconocida por todos los integrantes de esa cadena, de una forma más que sobresaliente, por su profesionalidad y eficiencia. Al mismo tiempo, cada vez es más necesaria e imprescindible la buena actuación de la distribución ante los retos de la bajadas de margen y una mejor gestión de los recursos existentes, que requiere la situación actual, esto en el terreno económico, y de un mayor control en los procesos de la distribución farmacéutica por parte del director técnico farmacéutico, en el terreno propio del farmacéutico, como único responsable y garante del medicamento (garantía de origen, de conservación, desabastecimiento...).

4- El impacto ha sido importante pues afecta a las ventas sin grandes posibilidades de reestructurar los gastos. El margen ha disminuido y la gestión de nuestras empresas requiere en algunos casos más recursos.

5- En los planteamientos de futuro con la administración puede haber una colaboración logística. Pero la distribución debe de hacer un esfuerzo creativo en torno a servicios a la industria y a la farmacia.

Joan Antoni Esteve, director técnico de Alliance Healthcare en Lérida

1- Superar esta crisis y salir de ella fortalecida. Pero, como en principio la vocalía nacional de Farmacéuticos en Distribución no se ocupa de aspectos económicos o empresariales, su prioridad será trabajar para que se elabore un decreto de distribución adecuado a los tiempos actuales. En cuanto al funcionamiento interno de la vocalía, debe trabajarse para involucrar a todos los vocales provinciales.

2- Los servicios de valor añadido deben facilitar al farmacéutico ser más profesional, ofrecer un mejor servicio a sus clientes, y que obtenga una mayor rentabilidad. Cada vez más las farmacias deben competir contra otros canales, y necesitan apoyo para hacerlo con garantías.

3- Poco a poco, la distribución ha ido abandonando el papel de ‘olvidada’ y ha ido tomando protagonismo. La distribución española está sumamente profesionalizada y a la altura de las mejores distribuciones europeas. Pero, efectivamente, aún no es suficientemente conocida.

4- Hay que destacar la responsabilidad de los farmacéuticos que, cuando no cobran de su comunidad, en su gran mayoría buscan fuentes de financiación externas y no trasladan el problema a los distribuidores. Pero los impagos se presentan como la gran amenaza del futuro.

5- La distribución ha vivido siempre enfocada a la oficina de farmacia, pero ahora entiende que debe buscar sinergias con la industria. Algunos mayoristas ya trabajan en colaboración con la industria creando servicios en común para la farmacia. La crisis lo hace imprescindible.

Twitter
Suplementos y Especiales