Bayer consigue frenar su senda descendente

Este valor finalizó la semana pasada con una plusvalía del 8,3%

Presenta un amplio campo de mejora al cotizar muy lejos de su máximo

Temas relacionados:
Herramientas
|
29 jun 2012 - 19:00 h
|

La acción de Bayer cotiza en 54,1 euros y se sitúa en la franja superior de su rango de variación del último año. Su comportamiento se caracterizó por una fuerte caída en los meses de verano del pasado año, llegando a perder hasta un 30 por ciento de su valor, descenso que coincidió con una corrección generalizada de los mercados. A finales de septiembre recuperó posiciones, llegando al cierre de diciembre a igualarse con su posición previa al castigo infringido en los meses anteriores. A finales de febrero el movimiento ascendente se interrumpió y Bayer comenzó a ceder posiciones, comportamiento que ha mantenido hasta finales de mayo y que ahora parece tocar a su fin. Actualmente cotiza un 10 por ciento sobre su precio de comienzo de año.

Bayer cerró el primer trimestre del año con unas ventas de 10.056 millones de euros, lo que implica un crecimiento del 6,8 por ciento respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Este incremento se desglosa en un 7,7 por ciento por efecto volumen y un 2,2 por ciento por el impacto positivo de los precios, compensado parcialmente por un efecto negativo del 2,2 por ciento por cambios en la estructura del portfolio. El impacto del tipo de cambio en este periodo ha sido poco significativo.

Por áreas de negocio, la división de salud generó unas ventas de 4.342 millones de euros, un 43 por ciento de la facturación total del grupo, con un crecimiento interanual del 4,3 por ciento (2,1 por ciento ajustado); por su parte la división CropScience generó algo más del 25 por ciento de los ingresos, presentando un crecimiento interanual del 14,4 por ciento; por último, la división MaterialScience generó otro 28 por ciento, mostrando un incremento interanual del 22,5 por ciento.

Dentro de la división de salud, las ventas farmacéuticas generaron el 25 por ciento de los ingresos del grupo, mostrando un crecimiento en el año del 4,1 por ciento, tanto por un impacto positivo del efecto volumen como del tipo de cambio. El mercado europeo aportó el 37 por ciento de estos ingresos, manteniéndose plano respecto al año anterior. El mercado norteamericano aportó otro 26 por ciento, presentando un mayor dinamismo (un 4,6 por ciento); mientras que el mercado asiático, que supuso algo más del 20 por ciento del negocio de esta división, volvió a presentar un mejor comportamiento, con un incremento del 8,7 por ciento.

Al apartado de I+D destinó en el primer trimestre 699 millones de euros, con un descenso interanual del 5,2 por ciento. La inversión realizada supuso un porcentaje sobre las ventas del 7 por ciento, ligeramente por debajo de la media del sector. El BAI (beneficio antes de impuestos) presentó un significativo crecimiento, pasando de 935 millones en el primer trimestre del pasado a año, a 1.460 millones de euros. Por su parte, el beneficio neto del trimestre fue de 1.050 millones de euros, con un crecimiento interanual del 53 por ciento.

Para el ejercicio completo 2012 Bayer anticipa un volumen de ventas que alcanzaría los 37.000 millones de euros, apoyándose en el mayor dinamismo de la división CropScience. Para la división de salud Bayer estima un crecimiento que podría situarse en torno al 5 por ciento, mientras que la de MaterialScience podría presentar una evolución plana. En relación con su posible comportamiento en bolsa en el corto y medio plazo, se debe señalar que actualmente podría encontrarse en un cambio de tendencia tras la corrección sufrida en los últimos mees, pero sin que el repunte alcista que comienza a mostrar esté plenamente consolidado. En todo caso, se trata de un valor que presenta campo de mejora, cotizando actualmente un 17 por ciento por debajo del máximo histórico que marcó en el año 2008 cuando llegó a superar los 65 euros.

Twitter
Suplementos y Especiales