¿Año nuevo, vida nueva? No en impagos

n Las CC.AA. deudoras con sus boticas estrenan ejercicio debiendo las mismas facturas con las que iniciaron 2015
Herramientas
|
08 ene 2016 - 14:00 h
|

“Cataluña estrena el año adeudando las recetas de octubre y noviembre a sus farmacias”. “Comunidad Valenciana traspasa al nuevo ejercicio el abono de la factura de noviembre”. “Los farmacéuticos de Aragón se comen las uvas sin haber cobrado noviembre”. Las hemerotecas recogen titulares como los anteriores —que datan de comienzos de 2015 o 2014, por citar algunos ejemplos— que bien podrían ser recogidos “palabra por palabra” por cualquier medio en la actualidad. No se trataría de mera vaguería profesional sino de la escrupulosa coincidencia entre el pasado y la actualidad. Y es que dichas regiones han iniciado 2016 debiendo exacta cifra de mensualidades a sus boticas que las adeudadas hace 365 días. Así las cosas, la propuesta que invita al “año nuevo, vida nueva” no parece reflejarse en esta problemática.

Cataluña es el más fiel ejemplo de cómo el transcurso de doce meses no ha cambiado un ápice el escenario de impagos. Unos millones abajo, a lo sumo. Hace justo un año, las boticas catalanas iniciaban 2015 con una deuda contraida con ellas por su Generalitat de 233 millones de euros, por las recetas de octubre y noviembre de 2014. Pues bien, a fecha 5 de enero de 2016, estas son las mismas mensualidades que la Generalitat tiene pendiente de abono aunque, en lo puramente numérico, la cifra es algo menor. En concreto, 226 millones de euros (118 millones de euros correspondientes a las recetas de octubre y otros 108 millones por las de noviembre).

Incluso, por momentos, los farmacéuticos catalanes vieron la posibilidad de despedir 2015 con el contador de la deuda a cero, tras haber superado ya la frontera de los mil días (desde 2012) con él abierto. En concreto, fue a mediados de diciembre cuando se conoció que “de manera excepcional y fuera de plazo”, el Ministerio de Hacienda accedió a que la Generalitat incluyese la factura de octubre —única pendiente de abono por entonces y que se quedó fuera del FLA extraordinario— en una suerte de ‘fondo’ de 150 millones de euros con destino a Cataluña que el Instituto de Crédito Oficial ‘retuvo’ originalmente dado que las facturas presentadas por la Administración catalana que debía sufragar tal cantidad no eran consideradas “prioritarias” al no tener como destino proveedores sociales y sanitarios. Incluso, se apuntaba a los últimos días de diciembre como fecha en la que las boticas recibirían esos 118 millones.

Sin embargo, este pago no se ha producido de momento, si bien parece asegurado con dicha dotación y de forma “inminente”. Según apuntan a EG desde el Consejo de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, el motivo ‘oficial’ estriba en ciertas dificultades en la transmisión electrónica de las facturas y la consecuente ralentización en el proceso de cobro. Más difícil parece poner plazo al cobro de la factura de noviembre, cuyas previsiones más optimistas apuntan a los últimos días de este mes de enero.

Comunidad Valenciana y Aragón

Más de lo mismo ocurre en Comunidad Valenciana y Aragón, donde sus farmacéuticos tienen la sensación de no ver pasar el tiempo. Solo la leve reducción del gasto farmacéutico experimentado en estas regiones evita un calco de las cifras de deuda entre enero de 2016 respecto a este mismo mes en el ejercicio precedente.

En el caso de Comunidad Valenciana, desde el pasado 14 de diciembre, los farmacéuticos regionales saben que darían la bienvenida a 2016 sufriendo el impago de las recetas de noviembre (94,5 millones de euros), la misma mensualidad y cifra similar (95 millones) que les adeudaba su Administración al iniciar 2015. Una vez que gracias al FLA extraordinario las farmacias valencianas habían cobrado la factura de octubre (98,6 millones), los colegios regionales confiaban que con la partida mensual del FLA ordinario que recibiría esta comunidad se liquidasen también las recetas de noviembre y, por ende, la totalidad de la deuda. La sorpresa llegó cuando la secretaria autonómica de Hacienda, Clara Fernando, confirmó al presidente del COF de Valencia, Jaime Giner, que dicho abono no llegará “hasta finales de enero”. Adiós a la posibilidad de desterrar los impagos y vuelta a una situación ya vivida: estrenar año con una mensualidad pendiente de abono.

Así las cosas, a pesar de la recepción del FLA extraordinario y ordinario,la situación sigue tal como estaba tras la recepción de estos mecanismos de financiación. Es decir, las farmacias valencianas cobran un medicamento 75 días después de dispensarlo. Por todo ello, Giner acusa a la Generalitat de “crear falsas expectiativas que pueden perjudicar la viabilidad económica de las farmacias al no informar apropiadamente (sobre los plazos de liquidación)”.

Aragón: promesas incumplidas

Un situación casi calcada ocurre en Aragón. Sus colegios farmacéuticos tenían el compromiso de su Administración respecto a que con parte de los 280 millones de euros que recibió esta región del Fondo de Finalidad Financiera (FFF), el pasado 20 de diciembre se sufragaría la factura pendiente de noviembre (24,5 millones de euros), lo cual finalmente no ocurrió. Incluso, tras este primer incumplimiento, en una posterior reunión el 22 de diciembre, el Servicio Aragonés de Salud seguía asegurando el pago “inminente” de esta factura. Nuevamente, agua.

Ahora, los plazos apuntan a la “segunda quincena de enero”, indican a EG fuentes colegiales. En todo caso, la justificación pasa porque “el dinero reservado para esta factura continúa en el Insituto de Crédito Oficial (ICO), a la espera de poder presentar la factura de noviembre cuando el ICO abra el nuevo plazo de presentación de facturas”, aseguran. Sea como fuere, la farmacia aragonesa vive un déjà-vu, puesto que en enero de 2015 también tenían pendiente de pago la factura de noviembre de 2014. La única diferencia que puede ‘consolar’ a estos profesionales es que, hace un año, este retraso de una mensualidad era cíclico, frente a la ahora, en teoría, situación temporal.

Por contra y fortuna de estos profesionales, los farmacéuticos canarios sí se han tomado las uvas pensando que cualquier Navidad pasada fue... Peor. En enero de 2015 también formaban parte de la lista de profesionales que —junto a sus compañeros catalanes, valencianos y aragoneses— estrenaban el año sufriendo impagos. Una cifra cercana a los 70 millones correspondiente a dos mensualidades (octubre y noviembre) de la que, 365 días después, no hay rastro.

El Ministerio de Hacienda hizo publico el 30 de diciembre su informe anual sobre los proyectos presupuestarios de las Comunidades Autónomas para 2016, en el que analiza las diferentes partidas que incluyen los mismos. En el caso del presupuesto destinado a recetas médicas, el Ministerio que dirige Cristobal Montoro ‘señala’ a un total de ocho comunidades autónomas que “podrían registrar insuficiencias” en el pago de medicamentos en el último tramo de año. Algunas de ellas son ‘viejas conocidas’ en la lista de regiones deudoras con sus farmacias, como sería el caso de Aragón, Murcia, Baleares y Comunidad Valenciana, si bien todas ellas han aumentado sus partidas para este capítulo en los presupuestos de 2016. También sopesa “insuficiencias” en Castilla y León, Galicia —la única CC.AA. que ha reducido notablemente su partida respecto a 2015—, La Rioja y Madrid. Llama la atención el aviso de Hacienda sobre esta última, dado que se trata de una autonomía los pagos a las farmacias no han sufrido problema alguno en los últimos años y en la que incluso el presupuesto para esta contingencia ha aumentado un 5,4 por ciento para 2016. Cataluña, Asturias y Castilla-La Mancha no se incluyen en el análisis de Hacienda, por su retraso o inexistencia —según el caso— en presentar sus proyectos.

Twitter
Suplementos y Especiales