Sanidad convoca 42 plazas para Farmacéuticos Titulares del Estado

De los 400 ó 500 profesionales que se inscribirán, entre 60 y 90 aspirarán a una plaza
Herramientas
Murcia
|
13 abr 2018 - 14:10 h
|

Se esperaba que la convocatoria de Oferta de Empleo Público de 2017 para acceder al Cuerpo de Farmacéuticos Titulares del Estado fuera un hecho en los próximos meses si bien se ha adelantado ya que el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó, el pasado 10 de abril, la convocatoria del proceso selectivo para ingreso, por el sistema general de acceso libre y promoción interna, en el Cuerpo de Farmacéuticos Titulares.

En total serán 42 plazas que ya estaban presupuestadas y que suponen un aumento con respecto a los últimos años ya que en 2016 se convocaron 32, en 2015, 25 y en 2014, solo cinco.

“La referencia máxima de convocatoria son unas 50 plazas, así que 42 es un número muy alto”, expresaba Jesús R. Morales, farmacéutico titular del Estado y preparador de las oposiciones en GoFir desde 2008.

Ahora se abre un periodo de aproximadamente 3 meses para la celebración del primer examen, aún sin fecha concreta, aunque se estima que tenga lugar en el mes de julio.

El número de gente que se inscribe no es fiable, ya que se estima que hay entre 400 y 500 inscritos (pagando la tasa del examen) y de estos “pasarán el test entre 60 y 90 que serán los que finalmente pueden optar a las plazas, por lo que en el primer ejercicio habrá aproximadamente unas 70 personas para 42 plazas, es decir, uno de cada dos conseguirá un puesto”, afirmaba Morales.

En cuanto a la preparación para la oposición al Cuerpo de Farmacéuticos Titulares del Estado, el preparador de GoFir aconseja que aunque el curso se puede sacar en un año, “lo importante es rentabilizar la inversión de tiempo porque son muchas horas de estudio en un año como para intentar sacarlo en ese periodo. Es recomendable plantearse la preparación en dos o tres años”.

En la última convocatoria, con 32 plazas sobre la mesa, dos quedaron desiertas mientras que 19 de las 30 restantes fueron obtenidas por alumnos de esta academia y de ellos, seis se colaron entre las mejores notas.

“Ocho de nuestros alumnos eran de primer año”, matizaba Morales quien explicaba que “cada mes o dos meses abrimos un nuevo curso donde le damos facilidades a los alumnos para que puedan ir a su ritmo”.

En concreto, Jesús Morales reflejaba que al haber estudiantes de todas las Comunidades Autónomas, desde la academia han generado una plataforma online de preparación a distancia con un equipo informático para preparar las cuatro pruebas que forman la oposición.

“Desde el test, a la prueba de inglés, el desarrollo (un tema elegido por el aspirante de entre dos extraídos al azar de la segunda parte del programa), y el caso práctico, todo está integrado en la plataforma con una conexión directa con los seis tutores que hacen un seguimiento personalizado”, sostenía.

Sobre el perfil de los aspirantes, Morales consideraba que hay toda una gama, “desde el que acaba la carrera y tiene claro opositar sin plantearse otra opción, hasta una persona que lleva años en oficina de farmacia o un laboratorio y quiere cambiar porque no se ve realizado. Uno muy frecuente es el joven de unos 27/30 años que lleva trabajando cinco años en la oficina de farmacia”.

Entre los principales miedos está el invertir mucho tiempo para luego no obtener el resultado esperado. Para ello, la recomendación más práctica es “tener paciencia y constancia y no confiarse”, destacaba Morales.

La receta del éxito cosechado por esta academia, la encontramos en “la unión de diversos profesionales que aprobaron la oposición preparándola con GoFir y ya conocen el sistema y saben cómo aplicar al nuevo alumno todo lo que intentamos transmitir”, apuntaba.

El atractivo de la Aemps

En caso de aprobar, los aspirantes entran en el cuerpo de Farmacéuticos del Estado y el destino puede hacer que el trabajo sea muy diverso. Entre las salidas profesionales más conocidas encontramos la Aemps (registro de medicamentos, ensayos clínicos, farmacovigilancia, inspección y control...), el Ministerio de Sanidad (regulación de precios, publicidad o campañas de prevención), el Centro Militar de Farmacia para la Defensa, o las áreas de Sanidad en cada Delegación del Gobierno en las CC.AA.

“La opción mas atractiva es la Aemps porque el farmacéutico interviene en algún proceso de la autorización de un nuevo medicamento y así ve su implicación”, concluía Morales.

Twitter
Suplementos y Especiales