Mezcla de indignación e indiferencia ante el enésimo ataque de Enfermería a la Farmacia

Herramientas
Madrid
|
15 jun 2018 - 14:00 h
|

Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid —en este caso, la presentación de los resultados de una encuesta sobre preferencias de los pacientes respecto al control de sus tratamientos— las principales entidades de Enfermería han realizado su enésimo ataque a la farmacia comunitaria.

En este caso, desde la Mesa de la Profesión Enfermera —conformada por el Consejo General de Enfermería y el sindicato Satse— se insiste en que la farmacia comunitaria y la posible asunción de nuevos servicios “supone una privatización encubierta y una estafa al SNS y los ciudadanos”, ya que “solo les mueve un interés de lucro empresarial”.

En esta ocasión, aseguran incluso que tampoco los propios pacientes estarían de acuerdo con asignar nuevos roles a los farmacéuticos en cuestiones como el control de la medicación o la atención farmacéutica domiciliaria. Se basan en los resultados encargada por esta Mesa que revela unos datos cuando menos sorprendentes: el 90,3 por ciento de pacientes se opondría al control de su medicación por los farmacéuticos —apostando por médicos y enfermeros—, y tampoco querría que acudiesen a su domicilio a revisar el botiquín.

Las reacciones de la profesión farmacéutica mezclan indignación e indiferencia, por la reiteración de los ataques. Por ejemplo, desde Sefac se recuerda que la Farmacia cuenta con sus propios estudios —como REVISA— que concluyen que el 98’5 por ciento de pacientes está “muy satisfecho” con la revisión de la medicación por los farmacéuticos.

“No se trata aquí de enfrentar estudios, y menos si son con planteamientos sesgados o incompletos como el que han presentado desde alguna institución de enfermería y que tratan a los farmacéuticos de forma peyorativa. Es muy poco productivo y deja mucho que desear tener que destinar tiempo y recursos a generar enfrentamientos entre colectivos profesionales”, indican. Por ello, “Sefac no tiene intención de seguir esa senda de enfrentamiento que, desde luego, no es buena ni para la población en general ni para los pacientes en particular y que no refleja la realidad colaborativa”, dicen.

Por su parte, Jesús Aguilat, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, indicaba con motivo de su intervención en un reciente encuentro profesional que “pese a que desde profesiones hermanas dediquen recursos a tratar de poner freno a la farmacia asistencial se seguirá trabajando en ella porque es un proceso que no demandan los farmacéuticos, sino los pacientes” .

Igualmente, Luis de Palacio, presidente de la empresarial farmacéutica nacional FEFE, considera que son acusaciones “gratuitas” y que, puestos a calificarlas, “no son desafortunadas sino lamentables”. “La Enfermería, como colectivo, no se merece tener una Mesa de la Profesión tan recalcitrante”, apunta De Palacio.

Twitter
Suplementos y Especiales