“Me dan ganas de reir cuando escucho que la concentración perjudica al cooperativismo”

Carlos Coves, presidente de Grupo Hefame
Herramientas
Madrid
|
15 dic 2017 - 14:31 h
|

A punto de despedir el año, es buen momento para hacer balance de lo acontecido, y pensar en lo que viene. Es lo que ha hecho Carlos Coves, presidente de Grupo Hefame, atendiendo a EG.

Pregunta. Si 2016 fue calificado como “el mejor año histórico” de Hefame, al menos en lo que a cuota de mercado se refiere (10,6 por ciento), ¿cómo se prevé cerrar 2017?

Respuesta. Los últimos datos que tenemos sitúan nuestra cuota en torno al 10,94 por ciento. De todas formas, siempre he dicho que la cuota no es lo importante, aunque sí te hace saber que se está trabajando bien. Subir cuota es muy fácil, como todos sabemos.

P. Vayamos entonces a lo global. ¿Qué resultados económicos esperan?

R. Aún no hemos cerrado ejercicio, pero esperamos superar los 1.300 millones de facturación y acabar muy cerca del 11 por ciento de cuota. Este año lo podemos considerar de consolidación y de seguir superando la crisis, a niveles de 2006.

P. Hefame desarrolló un Plan Estratégico en 2015 que finaliza ahora en este 2017. ¿Qué balance hace de su aplicación?

R. Este plan tenía tres pilares: crecer de forma sostenible, mejorar el servicio a las farmacias socias y la diversificación. Estamos muy contentos respecto a los resultados y le vamos a dar continuidad con un nuevo Plan para 2018-2020. No queremos hacer estrategias de larga duración, porque sabemos cómo es de cambiante la economía en la actualidad y este sector en particular.

P. En esa conjugación de crecimiento sostenible y mejora de servicio a las farmacias, ¿es más importante cuidar a los socios que ya tiene Hefame que conseguir nuevos?

R. Nos vamos a expandir para mejor el servicio, pero en ningún caso de forma aleatoria o abrupta. Lo que nos preocupa especialmente es que los medicamentos lleguen a su hora a las farmacias y eso implica que no haya grandes distancias entre los almacenes y los establecimientos. Por eso hemos creado en 2017 un almacén en Tortosa (Tarragona) y en 2018 abriremos uno nuevo en Valencia.

P. Usted siempre ha defendido la concentración en el sector y ha abierto las puertas a que Hefame pueda protagonizar alguna operación. Pero vamos a despedir 2017 sin nuevos movimientos. ¿Ha habido un parón generalizado? ¿O en estas conversaciones se debe ir despacio y con buena letra?

R. Es cierto que yo dije que esperaba que en este año se materializasen nuevas operaciones. Pero también digo que antes del matrimonio debe ir la amistad. Lo primero de todo es tener definido el nivel de relación que tienes, porque los datos dicen que el 60 por ciento de fusiones salen mal al cabo de cinco años. Y salen mal bien porque no se han valorado correctamente los activos o porque no se compartía una filosofía común. Por eso hay que tener muy claro que tipo de operación se desea, si fusión o integración, o incluso una relación temporal.

P. Respecto a esas relaciones temporales, hay compañeros dirigentes suyos que también han aludido a posibles uniones temporales de compañias (UTEs) para determinados proyectos.

R. Lo comparto como otra opción. Hay que estar abierto a todo para dar solución a los retos a los que se enfrenta la distribución. Aunque en España los distribuidores nos creemos grandes, hasta el mayor líder de nuestro mercado puede ser una “gota de agua” en el contexto internacional. Habrá proyectos en los que serán necesarias no solo UTEs, sino uniones enteras de toda la distribución. Incluso para competir con multinacionales.

P. ¿Las puertas de Hefame siguen abiertas en este 2018?

R. Sí. Con el movimiento de Bidafarma, hay quien se ha puesto nervioso y quiere mover ficha rápidamente... Luego están quien tiene el lobo encima y no quiere verlo.. Y luego hay otros, entre los que está Hefame, que está abierto a cualquier operación y sinergias, planteada desde la tranquilidad y pasos firmes. Tengo claro que hay entidades que no tienen capacidad por sí solas para desarrollar los servicios y proyectos tecnológicos que requiere este sector.

P. ¿Hefame se plantearía, bien como paso previo o destino final, la integración en un grupo de segundo grado?

R. Hefame está abierto a todo y yo, como presidente, dispuesto a lo que haga falta si es beneficioso. No tengo inconveniente en entrar en un grupo de segundo grado siempre que se cumplan tres premisas: defensa del modelo de farmacia y del binomio propiedad-titularidad, y una filosofía común con nuestro grupo.

P. ¿Qué piensa de aquellas voces de la distribución que alertan que estos procesos rompen la esencia del cooperativismo?

R. ¿Sinceramente? Me dan ganas de reír. Quien diga que la concentración es mala o acaba con la cercanía, yo respondo: ¿temes perder cercanía al socio? ¿O temes perder cercanía a la silla? Yo no trago. Se puede ser muy grande e igual de cercano al socio. Es más, con mayor fortaleza, mejor servicio al socio.

P. Uno de esos proyectos de unión por los que apostaba antes, ¿es el frente común para asegurar la dispensación de DH e innovaciones en las farmacias?

R. Estoy muy orgulloso de decir que no solo hay una total unión entre la distribución sino que desde hace tanto tiempo no había visto tan unidos a la distribución, las farmacias y el Consejo General de COF. Creo que fruto de esa unión el sector está en disposición de plantear al Ministerio un modelo buenísimo para todos.

P. El debate pasa por si el modelo a proponer debe mantener la propiedad del medicamento por el farmacéutico o si se puede adoptar un papel de custodio, con la compra por parte de la Administración. ¿Su postura?

R. Quizás en la postura intermedia está la virtud. El modelo a plantear debe satisfacer a todos y, en el caso de la Administración, que no le suponga un euro de coste añadido. Particularmente, prefiero que la propiedad se mantenga en el farmacéutico, para evitar miedos de otras pérdidas de propiedad en el futuro.

P. Quería también preguntarle por otras ‘amenazas’ de presente y sobre todo futuro para la distribución y farmacias. En concreto, otros operadores ajenos al sector pero que pueden entrar en él como Amazon, Ali Baba... ¿Imposible luchar contra gigantes?

R. Amazon me parece una idea estupenda; solo hay que ver cómo se originó y cómo ha derivado en quizá la mayor multinacional. Cojamos lo bueno del modelo Amazon y lo bueno del servicio profesional que ofrece el farmacéutico. Creo que hay público para todos; habrá quien opta por comprar online productos OTC en Amazon y quien se decante por la farmacia. Pero si conseguimos dar un servicio diferenciado, mantendremos al público. El reto de la farmacia en el e-commerce está en lo que llamamos “última milla”, llevar el artículo al domicilio. Pero el usuario tiene 22.000 puntos de recogida en la red de farmacias.

P. En la última edición de Infarma, Hefame presento como proyecto estrella de este 2017 ‘F+’. ¿Qué aceptación ha tenido?

R. La aceptación ha sido muy positiva y va a más. F+ facilita sobremanera el trabajo al farmacéutico titular, por la amplia gama de servicios que integra. Precisamente, para posicionarse y ser competitivo en ese mundo online. Una de las ventajas de F+ es que el farmacéutico factura directamente todo producto que venda online, no ejerce de ‘intermediario’.

P. La última: ¿qué papel juega ya la marca propia de Hefame (Interaphotek) en la buena salud del grupo?

R. Además de venderse en nuestras farmacias socias, los productos Interaphotek están ya presentes en 18 países. Me gustaría ofrecer esta gama no solo a nuestras farmacias, sino a otras cooperativas.

Las frases

Twitter
Suplementos y Especiales