Luis González se ‘planta’: “Ni somos intrusos ni la Ley de Farmacia de Madrid es un peligro de Salud Pública”

El presidente del COF de Madrid eleva el tono de su réplica a los ‘ataques’ de Enfermería contra la Atención Farmacéutica Domiciliaria
Herramientas
Madrid
|
10 oct 2018 - 13:57 h
|

El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, Luis González, ha salido una vez más al paso de las críticas por parte de las instituciones representativas de Enfermería respecto al proyecto de Ley de Farmacia regional y, en concreto, a la posibilidad que recoge la norma de que las farmacias realicen atención farmacéutica domiciliaria.

En este caso lo ha hecho con motivo de su presencia en un acto del COF de Madrid y subiendo un tono la dureza de la réplica a los ataques de estas entidades. “Es el momento de dejar las cosas claras. Ni yo como farmacéutico soy un intruso ni la Ley de Farmacia es un peligro de Salud Pública”, ha replicado González. Cabe recordar que las principales quejas de Enfermería —Consejo General de Enfermería, Colegio de Enfermería de Madrid y diversos sindicatos— pasan por considerar que la asistencia a domicilio por las farmacias a determinados pacientes para hacer seguimiento, revisión de botiquines, etc., supone una “invasión de competencias” de los enfermeros y una “privatización” de la sanidad pública.

Lejos de ello, González recuerda que la Atención Farmacéutica Domiciliaria es una cuestión de “humanización” ya que está dirigida “a pacientes domiciliarios dependientes con movilidad reducida”, ha recordado. Como ya ha recordado en otras ocasiones, González recuerda que la asistencia al paciente, allá donde se encuentre, es una obligación de todo profesional sanitario, como el farmacéutico, y que ahora se intenta de dar respaldo legal a actuaciones que ya se hacen en muchas situaciones. Especialmente en el ámbito rural, donde el farmacéutico es en ocasiones el único profesional disponible.

“Si hay un paciente dependiente y de baja movilidad que llama a su farmacia avisando que ha perdido la medicación o que no sabe cómo tomarla, la obligación del farmacéutico es subir echando leches (sic)” ha enfatizado Gonzaléz. “¿Acaso no se va a dejar a un sanitario actuar como un sanitario? Quizá ha llegado el momento de pedir responsabilidades a quienes quieren impedir esto”, ha completado.

Asimismo, respecto a la posible invasión de competencias que alude Enfermería (sus instituciones), González recuerda que, de forma previa a que este proyecto de Ley de Farmacia haya llegado a la Asamblea de Madrid, “se ha analizado su contenido punto por punto con estas entidades”. Igualmente, recuerda que “en todos los artículos de la Ley que hablan de las funciones del farmacéutico se alude expresamente a la colaboración con médicos y enfermeros”. Por todo ello, González considera que “a día de hoy, para el COF de Madrid la ley está perfecta”.

Como viene contando EG, el proyecto de Ley de Farmacia ya recibió el visto bueno del Consejo de Gobierno y actualmente se encuentra en fase de recepción de enmiendas (totales o parciales) antes de su próximo debate y votación en la Asamblea regional. En este sentido, el plazo para que los Grupos enmendasen la totalidad del texto expira este 11 de octubre, mientras que el plazo para presentar enmiendas parciales se alarga hasta el día 18.

En el mismo acto al que asistía González también participaba Diego Sanjuanbenito, viceconsejero de Humanización de la Asistencia Sanitaria de Madrid. El representante de la Consejería ha recordado que “todas las partes han tenido tiempo de dar su parecer” y, a su juicio, se trata de un texto “que no es tan complejo, ni conflictivo en torno a las competencias”. “El Gobierno ha remitido el mejor texto posible”, estima.

Respecto a los plazos, y con la vista puesta en las presumibles elecciones regionales en el primer tramo de 2019, Sanjuanbenito considera que “hay tiempo de sobra para aprobarlo”.

Twitter
Suplementos y Especiales