La interoperabilidad de la e-receta, a trasladar su ‘espíritu navideño’ a 2018 y culminar el proyecto

En los últimos días de 2017 se incorporaron Asturias y Murcia, sumando ya así a once CC.AA y más de 10.000 boticas
Murcia
|
05 ene 2018 - 11:18 h
|

Apenas días después de que Asturias oficializase su entrada en el proyecto de interoperabilidad de receta electrónica del SNS —anunciada a principios de diciembre pero concretada el día 26 de dicho mes—, también Murcia hizo lo propio cuando 2017 estaba a punto de expirar. Asimismo, el Ministerio de Sanidad ya ha autorizado la incorporación de País Vasco, Cantabria y Cataluña, que se hará efectiva “a lo largo del mes de enero”, según se ha informado desde este departamento.

De vuelta a Murcia, desde el pasado 28 de diciembre los pacientes murcianos pueden ya retirar su medicación prescrita electrónica en alguna de las otras diez regiones que ya participan de la interoperabilidad. De igual manera, los residentes en estas autonomías pueden hacer lo propio en las 567 oficinas de farmacia existentes en la región mediterránea.

Así las cosas, desde que Extremadura y Canarias ‘estrenasen’ en 2015 este proyecto de interoperabilidad de la e-receta, ya son once las CC.AA integradas en él. Junto a las anteriormente citadas, se han ido incorporando sucesivamente Navarra, Castilla-La Mancha, Galicia, Comunidad Valenciana, Aragón, Castilla y León, La Rioja y, ahora como nuevos ‘miembros’, Asturias y Murcia. En próximas días la cifra ascenderá a 14, una vez se concrete la entrada de Cantabria, Cataluña y País Vasco.

Cifras bajas... Por poco tiempo

Aunque las cifras crecerán próximamente, de momento la incorporación de Murcia ha permitido superar ya el umbral de más de 10.000 farmacias partícipes de la interoperabilidad —10.490, en concreto—, si bien todavía por debajo de la mitad de la red nacional (47,7 por ciento). También la cifra de españoles beneficiarios de la posibilidad de retirar su medicación fuera de su lugar de residencia se sitúa por debajo de la mitad del censo nacional, en torno al 42 por ciento (20,1 millones).

No obstante, en febrero estas cifras podrían situarse en torno a dos tercios de la red de farmacias (cerca de 15.000 establecimientos) y más de 30 millones de españoles beneficiados.

Respecto a las dispensaciones realizadas en el marco de la interoperabilidad, los datos ofrecidos por el Ministerio de Sanidad a cierre de 2017 reflejan que las oficinas de farmacia de las nueve CC.AA que ya disponían anteriormente de este servicio han realizado más de 136.000 actos, suministrando más de 300.000 envases de medicamentos a pacientes procedentes de otras regiones.

A ‘rematar’ en 2018

El balance de 2017 dice que éste fue el ejercicio más prolífico respecto a la interoperabilidad de la e-receta del SNS. Y es que a lo largo de dicho año el proyecto integró a siete nuevas CC.AA y más de 7.200 boticas (con las últimas cifras que aporta Murcia).

Cara a 2018, se espera que pueda ser el año definitivo para lograr la plena interoperabilidad de los modelos autonómicos. Para lograrlo, se deben ir incorporando con cierta celeridad al resto de comunidades al proyecto. Si bien ya se sabe cuándo se procederá a la inclusión de Cantabria, País Vasco y Cataluña (todas ellas en enero), se desconoce por contra cuándo entrarían otras regiones ‘grandes’, por población y farmacias, como Andalucía y Comunidad de Madrid, amén de Baleares y Ceuta y Melilla.

Respecto a éstas, el Ministerio de Sanidad informa que actualmente continúan “adaptando sus sistemas” para la interconectividad con el resto de modelos. Por ejemplo, en unas reciente valoración a pregunta de EG, la consejera de Salud de Andalucía, Marina Álvarez, confirmaba el interés por unirse “con prontitud” a este proyecto.

Twitter
Suplementos y Especiales