La FIP emite nuevas recomendaciones sobre el control de resistencia a los antimicrobianos

Herramientas
La Haya
|
27 sep 2017 - 12:48 h
|

El nueva declaración política de la Federación Internacional Farmacéutica (FIP) llamada “Una Salud”, reconoce que la salud de los seres humanos, los animales y los ecosistemas están interconectados, y apunta a que deben aplicarse las medidas para controlar la resistencia a los antimicrobianos (RAM).

La Federación hace una serie de nuevas recomendaciones a los gobiernos y los farmacéuticos. Entre ellos, los gobiernos deben “demostrar voluntad política” movilizando a los ministerios o departamentos nacionales pertinentes para mejorar las capacidades de sus sistemas nacionales para hacer frente a la RAM, y desarrollar y financiar planes de acción nacionales para contener la RAM y que involucren formalmente a todas las partes interesadas clave, incluidos los farmacéuticos.

Además, la FIP pide a los gobiernos que garanticen que todos los antibióticos que figuran en las listas de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud, estén disponibles en todo momento y que desarrollen una estrategia para asegurar la producción y el registro sostenibles de antibióticos antiguos, así como compensar la grave escasez de otros antibióticos. Los antibióticos también deben producirse en tamaños de envases correspondientes a su longitud de curso habitual, agrega FIP.

Para los farmacéuticos, las nuevas recomendaciones incluyen que deben fomentar la inmunización en general e implementar campañas de educación sanitaria sobre la importancia de proteger la eficacia de los antibióticos dirigidos a los prescriptores, pacientes y los sectores veterinario y agrícola.

La declaración actualizada también se centra particularmente en la eliminación de medicamentos. Insta a los gobiernos a desarrollar programas de “devolución y eliminación” de antimicrobianos no utilizados o expirados. Y los farmacéuticos, dice la federación, deben “asumir la responsabilidad” de estos programas y informar proactivamente al público sobre la eliminación adecuada de los antibióticos.

“Esta nueva declaración del FIP refleja la evolución desde nuestra última declaración sobre este tema en 2008, que incluye la declaración de AMR como una emergencia de salud pública y nuevas políticas globales y compromisos contra esta amenaza creciente al control de enfermedades infecciosas. FIP seguirá apoyando a las organizaciones nacionales de farmacia para facilitar la contribución esencial de los farmacéuticos a los planes de acción en todo el mundo, que incluyen la vigilancia y monitoreo del uso y la resistencia a los antimicrobianos, su distribución y regulación y la prevención y el control de las infecciones”, señalaba Eduardo Savio, vicepresidente de la FIP.

Twitter
Suplementos y Especiales