La distribución farmacéutica ayuda a la óptima alimentación de familias desfavorecidas

Las compañías integradas en Fedifar participan en una campaña con Cáritas para cubrir carencias nutricionales
Herramientas
|
30 nov 2018 - 13:38 h
|

La patronal nacional de la distribución farmacéutica de gama completa (Fedifar) ha puesto en marcha junto a Cáritas un nuevo proyecto solidario cara a atender las necesidades alimenticias de familias desfavorecidas. Esta iniciativa se enmarca dentro de la campaña Distribución farmacéutica: 365 días solidarios, en la que participan todas las entidades mayoristas integradas en Fedifar y que ya tuvo un primer proyecto —en marcha— presentado en junio para dar apoyo escolar a niños residentes en el poblado chabolista Cañada Real Galiana (Madrid).

En esta ocasión, la participación de las distribuidoras consiste en la recaudación de fondos —cerca de 80.000 euros en el cómputo global anual— que se convertirán en “ayudas directas” a comedores escolares, tarjetas solidarias, economatos con productos con descuentos o huertos solidarios que gestiona Cáritas dentro de su Programa de Infancia, Adolescencia y Familia. “Nos sentimos comprometidos y nos gusta participar en este tipo de proyectos”, expuso Miguel Valdés, director general de Fedifar, en el acto de presentación de la iniciativa que tuvo lugar el 26 de noviembre en Madrid.

En este acto también participó Carmen Lozano, vocal de Nutrición del Colegio de Farmacéuticos de Madrid, quien alabó esta acción ya que “el nivel socioeconómico está directamente ligado a los hábitos alimenticios”, por lo que estos fondos permitirán una mejor nutrición a los beneficiarios.

Dignificar el proceso de compra

Por su parte, Natalia Peiró, secretaria general de Cáritas España, agradeció el apoyo económico de Fedifar a un programa que “no solo da ayudas económicas para su alimentación a familias necesitadas, sino que además les hace partícipes de su correcta alimentación con procesos formativos, realización de talleres, etc.”. Peiró también puso en valor que la creación de economatos solidarios —que se financian con este tipo de colaboraciones— “dignifica la vida y el proceso de entrega de alimentos”.

Y es que, como así detalló después Javier Hernando, secretario de Cáritas Madrid, el economato funciona como cualquier supermercado al uso con productos de primera necesidad en el que las familias beneficiarias adquieren los productos (de los que abonan el 20 por ciento del PVP) “pudiendo así ser ellos quienes asumen el proceso de compra y comprar lo que desean frente a la entrega de una bolsa con productos”. En este sentido, por el economato solidario existente en Madrid pasan alrededor de 700 familias al mes, informó Hernando.

Este acto de presentación también contó con el testimonio directo de una de las beneficiarias de este programa, que puso en valor el cambio que ha supuesto este proyecto en su familia. “Podemos decir no solo que comemos, sino que comemos bien”, aseveró.

Datos solidarios

Twitter
Suplementos y Especiales