“Tenemos que empezar a vender, no servicios, sino el valor del farmacéutico”

Francisca Aranzana, directora del Congreso Europeo de Oficina de Farmacia
Temas relacionados:
Herramientas
Barcelona
|
15 mar 2019 - 08:00 h
|

En la preparación previa y desarrollo de un encuentro de tal magnitud que recibe a más de 33.000 asistentes y en el que participan cerca de 400 compañías, no cabe duda que hay decenas, si no centenares, de personas implicadas por detrás. Cuando se clausura cada edición del Encuentro Europeo de Farmacia y se cede el testigo al próximo comité organizador, de manera casi inmediata se empieza a trabajar en la siguiente cita a 365 días vista. De todos aquellos que han contribuido a que Infarma Barcelona 2019 vea la luz, la cara visible es Francisca Aranzana, vocal de oficina de Farmacia del COF de Barcelona y directora del Congreso.

Pregunta. Como directora del congreso, ¿qué sensaciones tiene a escasos días de que se ponga en marcha?

Respuesta. Realmente buenas, positivas, optimistas. Con nervios, como es normal, con una gran responsabilidad y con un gran deseo de que todo el trabajo del equipo de profesionales, tanto de Madrid como de Barcelona, cumpla con las expectativas tanto de asistentes como de congresistas. Pienso que hemos hecho un congreso amplio y atractivo y con temas útiles y enriquecedores. Ahora falta que los visitantes crean lo mismo.

Pregunta. ¿Y como Salón?

R. Interalia ha trabajado y está trabajando para que el salón sea el escaparate desde el cual, en tres días, todos los laboratorios que han apostado por Infarma puedan tener la oportunidad de presentar todas sus novedades y servicios. En este momento, también, muchos nervios y responsabilidad.

P. Echemos la vista atrás, hacia los primeros encuentros del comité organizador, cuando se empiezan a poner objetivos sobre la mesa. ¿Se han plasmado todos en el resultado final?

R. Recuerdo esa primera reunión, en la que se expuso el reto que tenemos. Y es que llevamos ya 31 ediciones y debemos al menos igualar el éxito de las pasadas. Como directora del congreso, yo me preguntaba qué podemos ofrecer que no hemos ofrecido hasta ahora. Una de las cosas que teníamos más claras era la de ir a la calidad más que a la cantidad, escoger temas de interés y que fuera más participativo. Era una gran responsabilidad pero creo que, a día de hoy, viendo el programa, lo hemos conseguido. Tenemos 170 ponentes y moderadores de alta calidad, de referencia, todo un lujo. Quiero darles las gracias porque han cuadrado sus agendas y han apostado por el Congreso. Tenemos 70 mesas de actualidad con temas como los desabastecimientos, el Brexit, las residencias, internet... Todo esto significa que Infarma se ha consolidado con el esfuerzo y la dedicación de todos. ¿Habríamos cambiado algo más? La respuesta es no. Ahora todo depende de si se cumplen o no las expectativas.

P. Plantea Jordi de Dalmases que el lema escogido —La Salud nos conecta— debe entenderse en todas sus acepciones. Entiendo que estará de acuerdo...

R. En Barcelona siempre escogemos un lema, un hilo conductor. Queríamos resaltar la importancia de la extensa red de farmacias, más de 22.000, y su voluntad de mejorar la salud de las personas. Esto nos conecta con el propio colectivo farmacéutico, porque nos estamos preparando cada vez más para actualizar nuestros conocimientos y aportar valor a la sociedad. Con el resto de profesionales tenemos que coordinarnos para dar soluciones a los retos de presente y futuro, siempre con la mirada puesta en el paciente. Pero también tenemos que conectarnos con las personas a las que queremos ofrecer una atención óptima, que se traduce en un incremento de la calidad de vida y en una mejora de los resultados en salud, todo en un entorno más tecnológico y conectado que nunca, en el que la farmacia debe estar presente. Trabajar en equipo hará que lleguemos más lejos, y sobre todo conectados, con nosotros mismos y con los profesionales pero también con el usuario. Tenemos que saber cuáles son sus necesidades.

P. Hablaba antes que uno de los restos es superar el éxito de cada edición precedente. Comentaba también que Infarma 2019 quiere apostar más por la calidad, pero supongo que resulta inevitable mirar las cifras...

R. Evidentemente, las cifras son las que nos van a indicar si vamos por el buen camino. Pero la responsabilidad siempre es la de mejorar el éxito de ediciones anteriores y para eso tenemos que buscar algo más. Los temas son los que son, pero tenemos que adaptarlos. Esto es lo que hace que todos los visitantes y congresistas vean cosas diferentes y crean que siga valiendo la pena venir a Infarma.

P. Con respecto al programa científico, una de esas novedades es una mayor duración de las mesas... ¿Quizá para que el debate pueda ser más profundo?

R. Sí. Cuando acaba cada edición, tanto Madrid como Barcelona nos reunimos para valorar y ver qué podemos mejorar. Y una de las cosas que hemos mejorado es que las mesas que debaten problemas de actualidad se veían cortas. Además, queríamos que los farmacéuticos de a pie sean más proactivos. Este año hemos alargado la duración de hora y media a dos horas para que puedan participar todos. Ha sido una mejora a destacar.

P. Uno de los momentos estrella de cada edición es la conferencia inaugural, que este año corre a cargo de Julio Mayol. ¿Qué persiguen con esta elección?

R. Estamos en la era de los datos, del Big Data, de la Inteligencia Artificial... Cada vez vamos a tener diagnósticos más precisos. ¿Qué puede hacer el farmacéutico en su oficina de farmacia o en sus diversos ámbitos de actuación? ¿Tiene algún papel? Tenemos que innovar para evolucionar y adaptarnos a las nuevas necesidades. Tenemos que tener nuevos perfiles profesionales, pero ¿qué mejor que seguir como expertos en el medicamento? ¿Qué mejor que la adherencia? Tenemos que empezar a vender, no servicios, sino el valor del farmacéutico. Creo que un referente en materia innovación como es el doctor Julio Mayol, director médico del Clínico San Carlos, nos abrirá los ojos para ver qué podemos hacer los farmacéuticos, centrados en el paciente.

P. Antes echábamos la vista atrás. Para finalizar, me gustaría echar la vista hacia delante, a la noche de 21 de marzo. ¿Qué sensaciones le gustaría tener con Infarma 2019 ya clausurado?

R. Sobre todo, la de culminar un trabajo de un año bien hecho por los equipos de Madrid, Barcelona y de Interalia para todos los visitantes del Congreso. También la satisfacción de ver que los contenidos que hemos programado han cumplido las expectativas de los asistentes. Si ha sido así y esas expectativas se han visto cumplidas, tendrán ganas de volver a Infarma en 2020.

Las frases

Twitter
Suplementos y Especiales