Scariolo da sus “píldoras” de oro para gestionar equipos humanos

Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
13 mar 2018 - 08:00 h
|

“Vive con pasión su profesión. Dirige con maestría un grupo humano. Ha sabido marcarse metas ambiciosas conjugando valores como el liderazgo, la motivación, la especialización y la solidaridad, incidiendo en la comunicación abierta, la escucha activa y sabiendo delegar”. Posiblemente en esta descripción ustedes vean reflejados a cualquier compañero farmacéutico. O, por qué no, a su jefe.

Sin embargo, el protagonista no tiene relación profesional con este sector. A lo sumo, de forma indirecta, por la vía familiar (su madre es Licenciada en Farmacia y llegó a ejercer como farmacéutica). Esta presentación –realizada por Luis González, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid- corresponde al encargado de impartir la conferencia inaugural de Infarma Madrid 2018: Sergio Scariolo, seleccionador nacional de baloncesto. El entrenador más laureado de la historia del deporte de la canasta en España a nivel de selección.

Bajo su dirección, la selección de España de baloncesto ha ganado tres Europeos y dos medallas (plata y bronce) en Juegos Olímpicos (Londres y Río de Janeiro). Precisamente, ese éxito en la gestión de equipos humanos es lo que llevó al comité organizador de Infarma ha ‘seleccionar’ al seleccionador, valga la redundancia, para impartir una suerte de máster de gestión concentrado en una hora.

El propio protagonista se encargó de sacar a relucir similitudes entre su labor y esa “disciplina tan rigurosa” como ve Scariolo la Farmacia. En ambos casos, “hay que coordinar el talento, el esfuerzo y sacar al máximo rendimiento posible a un grupo de personas dentro de un entorno de competencia”, apunta. Más de un titular de oficina de farmacia, director de almacén o compañía farmacéutica se verá reflejado en este análisis del seleccionador.

<p>Scariolo da sus “píldoras” de oro para gestionar equipos humanos</p>

Antes de entrar en las “píldoras” ofrecidas por el seleccionador, Scariolo apostó por conceptos como “coordinador” en vez de “líder”, así como considerar “colaboradores” a aquellos miembros del equipo humano que gestionar. De partida, “hay que entender las características del grupo humano que hay que gestionar, y transmitir interés en conocer sus características”, sugirió a los congresistas presentes en esta conferencia inaugural. Otra premisa de partida es, a su juicio, desterrar el ‘divide et impera’: “ese camino no lleva a ninguna parte”, avisa.

Ya entrados en harina, Scariolo ha recordado que en la gestión de un equipo (especialmente en el ámbito deportivo) suele surgir el debate entre si importa más el conocimiento técnico o lo denominado como “mano izquierda”. Aunque ambas cuestiones son complementarias, el seleccionador prioriza lo primero: “hay que ser una referencia creíble en lo técnico (profesional)”, cree. Y matiza: “sin el conocimiento en la materia no vas a ningún lado; pero el siguiente paso es saber llevarlo a la práctica y mantener el compromiso todos los dís, no bajar de un estándar profesional”.

En este sentido, aunque el liderazgo también implica empatía, más importante es cundir con el ejemplo. “El primero que debe llevar al entorno de trabajo una actitud correcta, compromiso y mantener un lenguaje corporal y comunicación correcta es el líder; el coordinador del equipo”, sugiere.

Respecto a la comunicación, amén de esa credibililidad que debe generar el gestor, el seleccionador recuerda la importancia de la comunicación “en ambos sentidos; sin tener en cuenta las jerarquías”. Asimismo, “hay que instar a la participación en la búsqueda de soluciones ante momentos de dificultades; y hacer ver al equipo que si bien no hay por qué atender siempre sus opiniones, sí asegurar que van a ser tenidas en cuenta y analizadas”. Palabras (recomendaciones) que valen su peso en Oro. Al menos, los de 2009, 2011 y 2015.

Twitter
Suplementos y Especiales