La zona de exposición de divide un año más en productos y servicios

La organización repite la estructura (pabellones 4 y 5) usada en 2018 para la mayor comodidad del visitante
Temas relacionados:
Herramientas
Barcelona
|
15 mar 2019 - 08:00 h
|

Una edición más, probablemente escuchen en algún discurso oficial pronunciado a lo largo de los días 19, 20 y 21 de marzo esa frase que ya se ha convertido en tradición y que apela a que “lo que no está en Infarma, probablemente no existe”. Una sentencia que alude al espíritu comercial del Encuentro Europeo de Farmacia: el Salón del Medicamento y Parafarmacia.

Si podemos considerar al Congreso Europeo de Oficina de Farmacia la rama del evento en la que el profesional formarse, actualizar conocimientos y saber por dónde pasa el presente y futuro de su profesión, la “feria” —como también se conoce coloquialmente al Salón— es el punto en el que empresas y profesionales establecen relaciones. Tres jornadas de puro networking.

Así lo presenta el propio comité organizador: “Las empresas del sector farmacéutico tendrán la oportunidad de acercarse, a través de su presencia en stands, a los miles de profesionales que participarán en esta cita europea de la farmacia”. Y las empresas vuelven a responder con una alta participación en el Salón: más de 300 laboratorios y empresas presentarán sus novedades a los visitantes profesionales.

Unas empresas que, además de su fidelidad, no puede decirse que esperen “a última hora” para decidir si estar o no presentes en Infarma. Ya el pasado mes de diciembre, la organización informó que se había cubierto más del 90 por ciento de superficie de exposición prevista, motivo por el cual se decidió ampliar una edición más su espacio.

Un espacio que se repartirá entre los pabellones 4 y 5 de la Fira de Barcelona y que, como así se llevó a cabo en la edición precedente de Madrid en 2018, repite su estructura. En concreto, la división de los expositores en dos categorías principales: “productos farmacéuticos”, en el pabellón 4, y “servicios”, en el pabellón 5. Huelga decir que, en lo que respecta a la sede de Barcelona, sí será la primera vez que se utilice este formato en la Fira de la Ciudad Condal. Entre medias, haciendo las veces de ‘frontera’ entre ambos espacios, se situarán los stands de los co-organizadores del encuentro: los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Barcelona y Madrid.

Esta separación de espacios tiene por objetivo facilitar el itinerario de los asistentes y una mejor planificación. La intención, en todo caso, es que los asistentes puedan “conocer las novedades de los laboratorios, descubrir nuevas oportunidades de negocio y compartir experiencias”, señala la organización.

Ahora bien, la presencia o asistencia al Salón (según el caso) no deja de ser un win to win. Y es que, cara a las empresas expositoras, “exponer en Infarma Barcelona 2019 es la manera más eficaz y rentable de introducir o potenciar la presencia de sus productos y servicios en la oficina de farmacia y mantener un contacto directo y personal con más de 2.000 congresistas y más de 30.000 visitantes profesionales.”, indican por el otro extremo de esta relación.

Buena sintonía con el evento

Según los resultados de una encuesta de satisfacción respecto a la última edición de Infarma celebrada en la Ciudad Condal (2017), la sintonía de los expositores con el Encuentro es prácticamente total. Tanto en las formas como en el fondo.

Por ejemplo, el 92 por ciento de los expositores considera “adecuada” la fecha de celebración, y un 81 por ciento ve óptimo sus tres jornadas de duración.

Respecto a la valoración de su participación en Infarma, un 80,2 por ciento la califica de “buena” o “muy buena”, mientras que solo un 3 por ciento acabó dicha edición con una sensación negativa sobre su presencia en ella —”mal” o “muy mal”—.

Ahora bien, el 94 por ciento apuntaba ya por entonces su intención de repetir en próximas ediciones, como a buen seguro ha ocurrido en la mayoría de casos. Cabe recordar que la fidelidad de las compañías ronda el 90 por ciento.

Respecto a los objetivos perseguidos con la participación en el Salón del Medicamento, los aspectos mejor valorados con el fortalecimiento de la imagen de marca (una puntuación de 8,6 sobre 10), la posibilidad de iniciar relaciones con nuevos clientes (8), reunirse con clientes actuales (7,7), presentar sus novedades en productos y servicios (7,6) y cerrar operaciones comerciales (6,33).

La importancia de estar presente en este Salón se refrenda al conocer las opinión de los visitantes: un 35 por ciento de ellos señala como principal motivo para asistir a Infarma “conocer las novedades de los laboratorios y un 20 por ciento “visitar a sus proveedores”.

<p>La zona de exposición de divide un año más en productos y servicios</p>

Las cifras del salón: más de 300 compañías y más de mil 1.000 marcas...

Uno de los aspectos que mejor revela la magnitud que, edición tras edición, alcanza el Encuentro Europeo de Farmacia es la continua ampliación de la superficie dedicada a la parte más comercial del evento: el Salón del Medicamento y Parafarmacia. La 31ª edición no será una excepción. Una vez más, la organización ha vuelto a aumentar la cifra de metros cuadrados dedicados a la zona de exposición, tanto respecto a la última edición que acogió la Fira de Barcelona (2017) como la más reciente de Madrid (2018). Ya es habitual que tengan que dedicarse dos pabellones a este Salón bien sea en el recinto ferial madrileño (Ifema) o de la Ciudad Condal. En esta edición, vuelven a superarse las 300 empresas representadas en la Feria, que agrupan en su conjunto más de un millar de marcas. La organización ha dividido a las compañías participantes en un total de 26 categorías. Como en anteriores ediciones, los sectores con mayor representación son el de medicamentos OTC, Dermofarmacia y Complementos Alimenticios. No obstante, tampoco faltarán a la cita otros sectores ‘clásicos’ como es el de la Distribución Farmacéutica, del medicamento genérico, Autocuidado, etc. Ahora bien, la alta cifra de compañías participantes y, por ende, stands comerciales no implicará aglomeración. El diseño del Salón vuelve a apostar por pasillos amplios que faciliten la movilidad.

Twitter
Suplementos y Especiales