La farmacia insta a cambiar la ley para que la “historia clínica compartida” sea real

Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
13 mar 2018 - 08:00 h
|

Hay que cambiar la legislación para que el paciente se beneficie del trabajo asistencial que podría realizar el farmacéutico comunitario si éste accediera al historial clínico de los pacientes. Ésta ha sido la conclusión principal a la hora de abordar el acceso a la historia clínica del paciente que, en la actualidad, no está al alcance de éste profesional.

Ese acceso, “mejoraría sin duda los resultados en beneficio del paciente, se reconocería el modelo de la farmacia asistencial y se pondría en valor la figura del farmacéutico, pero hace falta voluntad política para legislar”, señalaba Francisca Aranzana, vocal de Oficina de Farmacia del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona.

Por su parte, Mercedes Gras, directora jurídica del COF de Barcelona detallaba, que actualmente, el principal personaje que tiene acceso al historial es el propio paciente aunque no tiene derecho a a toda la historia. Además tienen acceso, los órganos judiciales y la administración sanitaria, pero no el farmacéutico comunitario, quien necesita la autorización del paciente para poder acceder.

“Hoy por hoy con la legislación que tenemos el farmacéutico no puede acceder a la historia y se debería modificar la ley porque estamos en 2018 y la ley vigente es bastante inmadura”, señalaba haciendo referencia a la ley 41/2002 habla sobre la historia clínica de los pacientes.

Gras indicaba que sólo el País Vasco reconoce la posibilidad de un acceso en su decreto 38/2012, donde se establece la opción de que los farmacéuticos podrán tener acceso a la información clínica pertinente y necesaria en el cumplimiento de sus obligaciones pero se contactará con los profesionales sanitarios.

“Estamos dispensando con una venda en los ojos”, precisaba Alberto Virués, secretario del COF de Cádiz al señalar que “la historia clínica la hemos perdido relativamente hace poco porque antaño en la rebotica el médico se reunía para comentar situaciones de pacientes y a unificar criterios. Conforme avanza todo el sistema de comunicación hemos perdido eso y estamos más incomunicados”.

Virués se mostraba convencido de que el ciudadano también quiere incluir al farmacéutico en el acceso a la historia clínica pero, mientras eso no sucede, “vamos creando nuestra propia historia en la farmacia gracias a la confianza de nuestros pacientes”, añadía.

En este sentido exponía que, en Andalucía el Consejo de Colegios de Farmacéuticos (Cacof) ya ha organizado una estrategia basada en una herramienta llamada AxónFarma donde cualquier farmacéutico puede tener acceso para trabajar con pacientes.

“Yo quiero lo mismo que el resto de profesionales que trabaja con pacientes, si el enfermero, el farmacéutico de hospital y el médico de Atención Primaria accede, nosotros no podemos tener un acceso diferente a ese”, reclamaba Virués al mismo tiempo que criticaba que “el paciente no se está beneficiando de la aportación del profesional de la salud con el que pasa más tiempo”.

Twitter
Suplementos y Especiales