“Infarma es una adicción anual muy sana para el farmacéutico; esta vez tampoco defraudará”

Luis González, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid
Herramientas
Madrid
|
09 mar 2018 - 08:00 h
|

Del 13 al 15 de marzo, el sector farmacéutivo nacional —e internacional— tiene una cita en el madrileño recinto ferial Ifema. Sus pabellones 2, 4 y 6 recibirán a más de 30.000 visitantes y más de 3.000 congresitas que, según las previsiones, pasarán por las tres jornadas del 30º Encuentro Europeo de Farmacia, que integra el Congreso Europeo de Oficina de Farmacia y el Salón de Medicamentos y Parafarmacia. Dicho de otra manera, Infarma Madrid 2018. Aunque el encuentro está coorganizado por los Colegios de Farmacéuticos de Madrid y Barcelona, la alternancia de sedes le hace ejercer al colegio madrileño como anfitrión en esta edición. Hablamos con su presidente a escasos días del tradicional corte de la cinta que da inicio al Encuentro.

Pregunta. La última edición de Infarma registró la participación más alta. Aunque el listón cada vez está más alto, ¿el objetivo vuelve a ser superar estas cifras?

Respuesta. ¿Por qué no? Siempre trabajamos con esa ambición sana de superar los registros de la última edición aunque sepamos que es cada vez más complicado. Si no lo superamos, andaremos muy cerca. Pero más allá de las cifras importa el valor que ofrecemos a nuestros visitantes, congresistas y expositores. Creo sinceramente que la presente edición ofrece más atractivos que nunca. Estoy seguro que no defraudará.

P. ¿Uno de los éxitos de Infarma es retroalimentarse, mantener lo bueno de cada edición y añadirle elementos nuevos de organización, contenido, programa, etc.?

R. En efecto, esa es una de las claves. Es un Congreso dinámico, que se renueva constantemente para captar la atención de los profesionales del sector. En este aspecto, somos muy inconformistas. Buscamos siempre abrir nuevos escenarios, generar nuevos debates y experiencias que enriquezcan la participación de todos los profesionales, porque eso es fundamental para que repitan el año que viene. Infarma es una adicción anual muy sana para la profesión.

P. Es la 30 edición del Encuentro Europeo de Farmacia. ¿Otorga la efeméride un ‘plus’ de ilusión a su organización?

R. Le mentiría diciendo que sí. Sin duda se trata de una cifra redonda que refleja la consolidación de este evento, pero le puedo asegurar que todas las ediciones son especiales y que el trabajo volcado en su preparación es máximo, como también lo es la ilusión de todos los profesionales que están trabajando para que esta cita sea un éxito y se haya convertido por derecho propio en la gran cita del sector.

P. Participarán más de 380 compañías. Que Infarma ‘nazca’, antes de abrir sus puertas, con ese éxito de aceptación por el sector, ¿supone un respaldo de cara a su celebración? ¿O mayor responsabilidad?

R. Desde luego que es un respaldo muy importante para los organizadores y demuestra su confianza en lo que estamos haciendo y en el trabajo desarrollado por Interalia. Desde el mismo momento en que finaliza el Salón, Interalia se pone en marcha para preparar la siguiente feria, teniendo en cuenta las experiencias y sugerencias de los expositores. La responsabilidad contraída con las empresas es muy grande y, por eso, hay que responder a estas expectativas.

P. Los beneficios para los profesionales son claros. Pero, ¿qué supone para la ciudad de Madrid y sus instituciones saber que cada dos años acoge un evento así?

R. Si me pregunta por el impacto económico, Interalia ha hecho una valoración cercana a los 30 millones de euros. Tenga en cuenta que se trata de una estimación que abarca tanto empresas expositoras como todos los visitantes profesionales que se desplazan desde Madrid, del resto de comunidades autónomas y de otros países, además de congresistas y ponentes. Es una cantidad importante, como también lo es lo que representa en términos de imagen para la ciudad de Madrid. Infarma es una feria internacional que consolida nuestra marca España.

P. ¿Y para la farmacia madrileña como coorganizadora y, esta vez, anfitriona?

R. Una responsabilidad que asumimos con mucha ilusión porque supone una oportunidad para poner en común experiencias que estamos desarrollando con los compañeros de otras zonas de España. El intercambio de conocimiento y su aplicación a la farmacia es la esencia misma del Congreso y su principal valor; todos aprendemos y salimos ganando.

P. En su doble condición de presidente del colegio anfitrión y farmacéutico comunitario, ¿qué destacaría del programa científico?

R. Es difícil seleccionar entre más de 56 conferencias y mesas de debate, sin contar con los espacios alternativos de Exponews, InfarmaInnova o Iniciativas de éxito que corren en paralelo al Congreso y que serán una de sus grandes novedades. Todo depende del interés de cada profesional. Por eso el programa está dividido en tres ejes: profesión, tecnología y gestión, además de las mesas más políticas, donde se debatirán cuestiones que afectan a toda la profesión. Lo que no me gustaría perderme, ni tampoco me van a dejar como presentador, será la conferencia inaugural de nuestro seleccionador Sergio Scariolo. Estoy seguro que tenemos mucho que aprender de su experiencia en la dirección de personas.

P. ¿Qué ha supuesto para el éxito de Infarma, la colaboración en su organización iniciada en 2012 con el COF de Barcelona?

R. Yo creo que todo. Sin la colaboración de los dos colegios, este Congreso no se habría convertido en lo que hoy es, la cita anual que ni los farmacéuticos ni las empresas del sector se quieren perder. Seis ediciones después de que acordásemos ir de la mano, los resultados están a la vista: más visitantes y congresistas, más empresas, más espacio de exposición y, sobre todo, más proyección para la profesión. Esta colaboración nos enriquece a todos y la debemos mantener en el futuro porque es una clave del éxito.

P. Echando la vista atrás, ¿qué queda de la primera edición coorganizada por ambas corporaciones? ¿La esencia es la misma, con las necesarias renovaciones?

R. Lo que queda es el impulso decidido desde el primer momento de innovar, de abrir nuevos espacios para presentar las novedades de un sector tremendamente dinámico y de una profesión que está sometida a grandes cambios en su forma de hacer farmacia y que necesita evolucionar. Todas estas ideas las tenemos presente en cada edición. Creo que esta podría ser la esencia del Congreso.

P. Además de organizador, el COF de Madrid tendrá protagonismo propio en las jornadas. Por ejemplo, con el Aula de Formación. ¿Cómo valora la idea?

R. Era un paso lógico que hemos querido dar en esta edición. La formación es una de nuestras señas de identidad y en la sociedad estamos muy comprometidos con el buen funcionamiento de la farmacia. Aprovecho para animar desde aquí a los farmacéuticos a participar en las 4 charlas programadas, impartidas por profesionales de primera línea y sobre cuestiones que nos atañen de cerca.

Las frases

Twitter
Suplementos y Especiales