El Congreso es un “valor seguro” para farmacéuticos, compañías y pacientes

El Encuentro Europeo de Farmacia regresa a la ciudad condal, listo para recibir a más de 30.000 visitantes
Herramientas
Barcelona
|
17 mar 2017 - 12:00 h
|

El programa científico se divide en tres itinerarios: Desarrollo de la farmacia comunitaria; Farmacia asistencial y Gestión

En el Salón del Medicamento, que aumenta su espacio sobre 2016, tendrán presencia más de 300 expositores.

Barcelona: ciudad condal, cosmopolita, multicultural, olímpica.... Y del 21 al 23 de marzo, ‘capital’ de la farmacia nacional. Y europea. Cerca de 30.000 visitantes (de los cuales más de la mitad serán farmacéuticos), más de 3.000 congresistas, más de 300 empresas —representando a más de un millar de marcas— harán del recinto ferial Gran Vía de la Fira de Barcelona su epicentro profesional.

¿El motivo? Ya está aquí una nueva edición —la 29ª— del evento referente y aunador de farmacia, distribución e industria: el Congreso Europeo de Oficina de Farmacia y Salón de Medicamentos y Parafarmacia. O, como también se le conoce, Infarma Barcelona 2017. Durante las tres jornadas de duración de este nuevo Encuentro Europeo de Farmacia que desde 2012 organizan conjuntamente los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Barcelona y Madrid —y que por la alternancia entre sedes le toca en esta ocasión ejercer al primero como anfitrión—, todos los contenidos programados (mesas de debate, conferencias, zona comercial) responderán al lema del evento: “Valor para la farmacia, valor para el paciente”. Un año más, Infarma será el “marco ideal” para que congresistas, empresas y visitantes profesionales puedan intercambiar experiencias profesionales, compartir conocimientos e ideas sobre la labor del día a día, debatir los nuevos roles de la profesión. Y, sobre todo, conocer las novedades que afectan directamente al ejercicio profesional.

Un valor seguro

En paralelo con el lema del evento, las anteriores ediciones a ésta que acogerá Barcelona han corroborado que Infarma es un “valor seguro”.

Un valor que no solo viene proporcionado por la cantidad —de los números— sino también por la calidad —de su contenido científico—. Suele decirse, tanto por parte de la organización como de los asistentes a esta cita anual, que “lo que no está en Infarma, no existe”. Quizá ello explique que sean más de 200 los expositores directos y 350 compañías las que tendrán presencia en la zona de exposición comercial, el otro ‘santo y seña’ de este Encuentro Europeo de Farmacia junto a la zona de congresistas. Un Salón que, como viene siendo tónica habitual, ha vuelto a aumentar el espacio dedicado respecto a la edición precedente de Madrid.

Todo ello —como recuerda el propio presidente del COFB en una entrevista que pueden leer en este suplemento— conseguido en una época en la que el sector se ha visto acuciado por la peor crisis que se recuerda por estos lares. ¿Qué será cuando regresen los buenos tiempos (económicos) que parecen ya aventurar diversos estudios? Difícil aventurar donde está el techo (si lo hay).

Lo que ‘existe’, está en el programa

Al igual que todo lo que no esté en Infarma no existe, todo aquello que existe debe estar en Infarma. Esta es la premisa que ha seguido el comité científico del evento para diseñar un programa formado por más de 50 mesas redondas que abarcan todos los temas que copan la actualidad profesional. Así, más de 200 ponentes aportarán su visión y experiencia en asuntos como los nuevos roles profesionales (vacunación y pruebas diagnósticas), perspectivas y criterios de dispensación de medicamentos e DH e innovaciones, situación de la formulación magistral, novedades en el sector de la distribución, sinergias y posibilidades colaborativas entre niveles asistenciales, etc. Todo ello, como en anteriores ediciones, estructurado en torno a tres itinerarios científicos para mejor identificación del congresista: desarrollo de la farmacia comunitaria, farmacia asistencial y gestión.

Según se recuerda desde la organización de Infarma, en la elaboración de este programa se ha querido tener en cuenta “las sugerencias y opiniones de los asistentes de anteriores ediciones”, para conseguir, una vez atendidas, “hacer de Infarma un punto de encuentro más activo y participativo”. En este sentido, Infarma 2017 se mantiene fiel a sus objetivos originales: un congreso abierto, plural, participativo y que fomenta el debate entre ponente y congresista. Así las cosas —y renovando su apuesta por las nuevas tecnologías por la que destacó la edición de Madrid,— a través de la app de Infarma se podrá interactuar con las mesas y enviar preguntas a los ponentes con el objetivo de hacerlas más participativas y enriquecedoras.

Otro de los ‘platos fuertes’ de cada edición de Infarma es su conferencia inaugural, que supone el pistoletazo de salida a tres intensas jornadas que, en el cómputo de mesas y sesiones, volverán a superar el centenar de horas. Este acto central correrá a cargo de Antoni Trilla, director de Calidad y Seguridad Asistencial del Hospital Clínic de Barcelona. En su conferencia, “Globalización de la salud y enfermedades emergentes”, hablará de aspectos como cuáles son las enfermedades emergentes más destacadas y cómo se interrelacionan con la globalización, amén de los adelantos en el tratamiento y qué papel puede jugar el farmacéutico en su gestión.

Asimismo, no será éste un Infarma que de la espalda al protagonismo de los propios farmacéuticos. Una edición más, se ha superado el centenar de pósters científicos que serán expuestos en el Encuentro (con premio para los tres mejores). Tampoco dará la espalda a la solidaridad, con diversas actividades programadas a fin de recaudar fondos para proyectos sociales.

Pongan todo lo anterior en valor. Probablemente lleguen a la conclusión de que, antes siquiera de arrancar, parece seguro que Infarma Barcelona 2017 tendrá “valor para la farmacia, valor para el paciente”.

Twitter
Suplementos y Especiales