“Hay que tener en cuenta las experiencias del paciente al introducir las innovaciones“

Mario García Gil, jefe de Farmacia del Hospital de Fuenlabrada (Madrid)
Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
16 nov 2018 - 14:41 h
|

Dentro de los contenidos del recién celebrado 63º congreso nacional de la SEFH, se celebró el simposio ‘El paciente y la innovación oncológica en el hospital: ¿vemos todos al mismo paciente?’, patrocinado por Pfizer. El moderador del mismo, Mario García Gil, jefe del servicio de Farmacia del Hospital de Fuenlabrada (Comunidad de Madrid), analiza para EG este simposio en el que se puso sobre la mesa cómo conjugar el rápido acceso a las innovaciones, con los cada vez más criterios y actores implicados en la toma de decisión y la apuesta por la humanización.

¿Qué valoración general hace de lo acontecido en este simposio?

Fue una mesa muy innovadora, valga la redundancia, porque participaron gerentes, jefes de Oncología y jefe de Farmacia. Todos coincidimos en que hay que incorporar al paciente en la toma de decisiones e incorporar las patient experiencies en las que tanto se apoya el modelo americano. Que el paciente nos diga qué necesita en su proceso de tratamiento de la enfermedad oncológica. Tanto en la SEFH como en el hospital en el que ejerzo estamos apostando por estos nuevos modelos de acceso.

En alusión al título del simposio, ¿hay una misma visión del paciente oncológico?

Todos vemos al mismo paciente, pero es cierto que cada agente implicado tiene una perspectiva diferente. Por ejemplo, los farmacéuticos nos preocupamos de que la toma de medicación sea correcta, asesorar en el correcto manejo de la farmacoterapia, etc. Por su parte, la perspectiva del médico es interesarse que el tratamiento funcione, y la del gestor pasa por constatar que la inversión económicos realizada tiene resultados eficientes. Incluso, el gestor ahora también se interesa por el campo de la humanización; que se genere en los hospitales el ecosistema necesario para que el paciente se sienta cómodo. La conclusión es que tenemos diferentes perspectivas pero por nuestros diferentes roles.

Respecto a la incorporación de innovaciones, ¿todas esas perspectivas cuentan, o el gestor sigue teniendo la principal palabra?

Creo que hemos mejorado, pasando a un modelo de toma de decisiones más colaborativo. Gestores, facultativos y farmacéuticos participamos en estas decisiones de incorporación, lo cual favorece la equidad. La coordinación multidisciplinar permite consensuar que aquello que se incorpora de verdad aporta valor al paciente Todas las partes tenemos claro que a la hora de incorporar innovaciones farmacológicas hay que tener en cuenta la efectividad, seguridad y la conveniencia para el paciente (formato, formas de administración, etc.). Después de estos criterios, entra el coste. Ahora bien, hay que preguntarse si quizá una quinta herramienta de análisis no debería ser la experiencia y expectativa del paciente.

¿Empoderar al paciente en las decisiones sobre su tratamiento?

Pero para incorporar al paciente en la toma de decisiones primero hay que formarle y asesorarle, para que tenga la madurez adecuada para tener criterio. Hoy en día tenemos muchos medicamentos innovadores que ahora permiten hablar de “largos supervivientes” en Oncología y tenemos claro que hay que medir el valor de esa innovación. Pero todo esto no tiene sentido si la experiencia del paciente no es buena.

Parece positivo que cada vez haya más agentes implicados en la decisión, más variables a tener en cuenta... Pero siempre que no vaya en detrimentro de los tiempos de acceso a la innovación, ¿no?

Creemos que el acceso en España a la innovación oncológica es puntero a nivel internacional. Ahora bien, es cierto que a los sanitarios nos gustaría que los tiempos de decisión de precio y financiación se acortasen. Pero, en líneas generales, en Oncología el acceso a la innovación está al día. Otra cosa distinta son las diferencias entre CC.AA, en algunas son decisiones de las Comisiones Regionales, otras según cada centro...

Como supervisores de la farmacoterapia del paciente oncológico que sois los farmacéuticos hospitalarios, ¿cómo medir el valor de la innovación? ¿Es ahí donde deben entrar esas patient experiencies?

Sí. Por ejemplo, en el 63 congreso de la SEFH se ha presentado una guía de Humanización para los servicios de Farmacia Hospitalaria que es una declaración de intenciones y debe servir como una herramienta para hacer un ‘check list’ de cómo humanizar en torno al paciente. Esto te invita directamente a que a la hora de tomar decisiones en torno a incorporar innovaciones, se cuente con la experiencia del paciente y su calidad percibida. Hoy en día, la medicina personalizada tiene mucho protagonismo en la innovación oncológica. Y si hablamos de medicina personalizada, la experiencia también debe ser personal. Por ello, el alto valor terapéutico que puede tener una innovación pierde parte de ese valor si la experiencia del paciente no es positiva.

Twitter
Suplementos y Especiales