Don Erre que Erre, representante enfermero

Las principales instituciones de Enfermería insisten una semana más en los ataques a la farmacia comunitaria
Herramientas
|
02 nov 2018 - 13:06 h
|

Decía Lenin o Göbbels —según las fuentes que se consulten y sin entrar a valorar a ninguno de ellos— que “una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”. Igual que debe descartarse esta correlación entre falsedad repetida y certeza, tampoco un ataque, por mucho que se suceda, carga per sé de razones al que lo efectúa. Es lo que estaría ocurriendo con los constantes mensajes — aún no por millares, pero camino de ello— que prácticamente día tras día lanzan las entidades representativas de Enfermería contra la farmacia comunitaria y su avance asistencial.

Los últimos días de octubre no han sido una excepción. Es más, a esta tendencia se ha sumado el mismo Pleno del Consejo General de Enfermería. En su última reunión del día 30, los presidentes de los colegios provinciales fijaron “estrategias comunes contra la farmacia comunitaria”, según refleja un comunicado difundido.

En concreto, el Pleno del CGE insiste en que la asunción de nuevas funciones y servicios asistenciales por las farmacias “supone una privatización encubierta del sistema sanitario, puesto que actualmente la sanidad pública española ya contempla que sean las enfermeras las encargadas de realizar este tipo de atención a la población”. Incluso, menciona que “actuaciones como el control de pacientes crónicos, visitas domiciliarias, seguimiento a las mujeres embarazadas, etc., son sólo algunas de las prácticas que se quieren llevar a cabo desde las farmacias, pero que ya realizan día a día las miles de enfermeras que trabajan en el sistema sanitario”.

En este sentido, no solo la Farmacia es la ‘diana’ del Pleno del CGE sino también las Administraciones Públicas. “Es importante que toda la Organización Colegial Enfermera reme junta y consiga parar las intenciones de algunas CC.AA de legislar en este ámbito”, resalta su máximo representante Florentino Pérez Raya, presidente del CGE.

El ‘canto al sol’ de Satse

Hay iniciativas que, por lo que proponen, así como por el cuándo y a quién se lo proponen, parecen condenadas al fracaso desde el momento en el que se dan a conocer. Es el futuro que parece esperar a la propuesta realizada al mismísimo Congreso de los Diputados por el sindicato enfermero Satse para desarrollar una Proposición de Ley que liberalice la propiedad de farmacias a manos no farmacéuticas y capital no profesional y acabar así con lo que consideran “monopolio” de los farmacéuticos.

Así las cosas, lo que no han conseguido durante años y múltiples intentos la mismísima Comisión Europea desde Bruselas, y, dentro de nuestras fronteras, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, ahora quiere lograrlo Satse. Frente a estas pretensiones, la existencia de varias sentencias del Tribunal de Justicia de Luxemburgo avalando la potestad de los Estados para imponer restricciones en el ámbito sanitario en aras de proteger la salud pública, así como el apoyo total de los partidos políticos con representación en el Congreso al modelo farmacéutico regulado.

No parece por tanto que la iniciativa de Satse tenga mucho (o ningún) recorrido y sí esté encaminada a generar ruido o echar más leña al fuego en plena polémica con la farmacia comunitaria. Tampoco lo tuvieron peticiones semejantes en el pasado por parte del propio CGE.

Twitter
Suplementos y Especiales