De Dalmases pide “implicación” e “inconformismo” a los boticarios catalanes

Herramientas
Madrid
|
19 oct 2016 - 15:00 h
|

“Es clave que nos impliquemos en conseguir que el medicamento tenga en el paciente el efecto que se busca de la manera más rápida y óptima posible”. Son palabras de Jordi de Dalmases, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona, en la celebración de la Diada del Farmacéutico 2016 que ha tenido lugar este 17 de octubre en Barcelona. Un tradicional acto en el que se rinde homenaje a los farmacéuticos que cumplen 25 y 50 años de colegiación (121 y 38 colegiados en este ejercicio, respectivamente).

Durante el discurso, De Dalmases hizo un repaso de los diferentes servicios profesionales que ofrece la farmacia al paciente, como el Programa de Detección Precoz de Cáncer de Colon y Recto y el Programa de Atención Farmacéutica al Paciente Crónico Complejo, poniendo el foco en los valores que la profesión puede aportar a una sociedad cada vez con más pacientes con enfermedades crónicas; en la importancia de que los agentes sanitarios, entre ellos los farmacéuticos, trabajen de forma coordinada; y en el papel que desarrolla el Consejo de COF de Cataluña –institución que representa los cuatro colegios provinciales- al apostar por nuevos servicios y proyectos profesionales. “Aun así, no nos tenemos que conformar nunca y las organizaciones deben tener siempre entre sus objetivos la mejora”, añadió.

También puso el énfasis en aquellas iniciativas en las que participan los farmacéuticos que responden a la pregunta de “qué más podemos aportar a la sociedad” y que van “más allá de nuestro rol profesional”, concretó el presidente del COFB. Son ejemplos el Programa Radars, en el marco del cual más de 400 farmacias de Barcelona contribuyen a detectar personas mayores con riesgo de exclusión social, o la reciente creación de la Comisión de Compromiso Social, desde la cual se pretende impulsar la Responsabilidad Social Corporativa en el Colegio y la farmacia.

Twitter
Suplementos y Especiales