El farmacéutico, a entrar ‘de lleno’ en domicilios y residencias

Herramientas
Castellón
|
21 oct 2016 - 12:10 h
|

Para ejercer una provechosa atención farmacéutica el farmacéutico comunitario debe entrar ‘de lleno’ en los domicilios y residencias. Allá donde esté el paciente dependiente. Para ello tiene que tirar la puerta abajo. Pero no la que da entrada a estos lugares, sino la legislativa. Así quedó de manifiesto en una mesa redonda celebrada en la jornada del jueves 20 de octubre del XX Congreso Nacional Farmacéutico (Castellón) que abordó la atención farmacéutica domiciliaria y sociosanitaria.

En el caso de los centros sociosanitarios, Raquel Martínez, presidenta del Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Castilla y León, puso voz a esta necesidad: “Hay que pensar en políticas de AF a residencias más homogéneas y que definan las funciones del farmacéutico en estos centros”. “El farmacéutico comunitario sigue infrautilizado en la asistencia a estos pacientes”, concretó. El perfil del nuevo paciente dependiente residente (más crónico, envejecido) apremia aún más. Así, desde la Fundación Edad y Vida se pide que la prestación farmacéutica “se adapte al nuevo perfil y no al revés”, según su director general, Albert Vergés.

Respecto a la AF domiciliaria, algunas regiones comienzan a recoger el guante que ofrece la botica. Patricia Lacruz, directora general de Farmacia de la Generalitat Valenciana, anunció que ya se trabaja con los colegios en un modelo de AF domiciliaria para asignar a las boticas la asistencia a dependientes que viven en sus domicilios y reciben “cuidados no profesionales”. Esta apuesta se articulará con un giro de 380 grados al Programa Akasa, basado hoy por hoy en el suministro de absorbentes a domicilios (sin que participe la farmacia).

Twitter
Suplementos y Especiales