Andalucía ‘culpa’ a distribución y farmacias de “la mitad” de los desabastecimientos de las subastas

Herramientas
Madrid
|
19 dic 2017 - 11:35 h
|

La Consejería de Salud de Andalucía ha señalado directamente a distribuidoras y oficinas de farmacia como responsables de parte de aquellas situaciones en las que no se dispensa alguno de los medicamentos seleccionados en las subastas que rigen en esta región. En concreto, las causas achacables a mayoristas y boticas podrían suponer “la mitad” de las no dispensaciones del medicamento seleccionado, según cálculos del SAS.

En una respuesta remitida al Defensor del Pueblo, dentro del expediente abierto en esta institución a petición de la asociación Afaran, el SAS indica que en el 87,4 por ciento de las prescripciones regidas por el modelo de subastas, en el 87,4 por ciento de ellas se dispensa en las farmacia uno de los preparados comerciales seleccionados. Ahora bien, en el restante 12,6 por ciento de casos en lo que esto no ocurre, el SAS niega que se deba a un desabastecimiento permanente de las presentaciones —optan por hablar de desabastecimientos “puntuales— ni que la responsabilidad sea exclusiva del laboratorio adjudicatario.

Es ahí cuando también implica a distribuidores y farmacias, al indicar que también “son frecuentes los casos en que la oficina de farmacia no lo dispensa, bien por rotura de su stock, aunque esté disponible en los almacenes de distribución de los que habitualmente se aprovisiona, o bien pro razones económicas”. Asimismo, prosigue el SAS, en este porcentaje (12,6 por ciento) de no dispensaciones de medicamentos seleccionados, la Administración andaluza dice que “se han de incluir los casos que se producen por desabastecimiento por parte de los almacenes que les proveen y no a un desabastecimiento por parte del laboratorio”.

En resumen, para el SAS los desabastecimientos son atribuibles a laboratorios en un 50 por ciento de casos y en otro 50 por ciento a mayoristas y farmacias, siendo en todo caso “puntuales”, que afectan “a un día o mes concreto”. Ahora bien, en su respuesta al Defensor del Pueblo, el SAS defiende que “en todos los casos de desabastecimiento, no se perjudica al paciente y la atención farmacéutica siempre está garantizada”.

Incluso, recuerda que desde 2016 ya no se aceptan las ofertas de medicamentos por laboratorios que ya hayan sido adjudicatarios y hayan presentado desabastecimiento, así como que pueda darse por finalizado todo convenio con las compañías si el porcentaje de dispensación de su medicamento seleccionado es inferior al 85 por ciento.

Twitter
Suplementos y Especiales