¿Sabes lo que es el índice corrector de las pensiones?

Herramientas
|
14 jul 2017 - 13:19 h
|
<p>¿Sabes lo que es el índice corrector de las pensiones? </p>

La mayoría de los españoles reconocen estar preocupados por su jubilación. Y no les falta razón, sobre todo cuando se tiene en cuenta lo que estipuló el art 211 de la LGSS, esto es la aplicación del llamado índice corrector a partir de 2019. Este índice se aplicará en el cálculo de las pensiones de jubilación que se produzcan a partir de ese año. Se trata de adaptar los importes de las pensiones a la esperanza de vida del pensionista. El impacto real en las pensiones será considerable: los expertos estiman que supondrá un recorte del 5 por ciento cada 10 años.

Para la aplicación del sistema se tomarán como referencia las tablas de mortalidad de la población pensionista de jubilación del sistema de SS elaboradas por la propia Administración de la Seguridad Social, y la edad de 67 años como edad de referencia. Eso quiere decir que, en todo caso y con independencia de la edad a la que se jubile el pensionista, se le aplicará el cálculo del año de su jubilación con la esperanza de vida a los 67 años.

Para el primer año de aplicación, año 2019, se procederá de la siguiente manera: Esperanza de vida del año 2012 y con 67 años, dividido entre la esperanza de vida del año 2017 con 67 años.

A día de hoy esas tablas de esperanza de vida, que debe elaborar la SS no están disponibles, por lo que para hacernos una idea podemos tomar las tablas utilizadas por las compañías aseguradoras (PERMF 2000 P). De ello resulta que la esperanza de vida del año 2012 con 67 años sería de 20,09 y para el año 2017 de 20,68.

La fórmula del factor de sostenibilidad para el año 2019 se resolvería de la siguiente forma: 20,09/20,68= 0,9715. A este dato se le aplica ‘La raíz quinta’, que en una hoja de Excel se resolvería así:

=0.9715^(1/5) RESULTADO: 0.9942

Así las cosas, quien comience a ser pensionista en el año 2.019 verá multiplicado su pensión por este factor. y para los años sucesivos, hasta 2.023, se aplicarán los siguientes porcentajes:

*Año 2020: factor del año anterior X factor del 2019, es decir: 0.9942 x 0.9942= 0,9884

*Año 2021: factor del año anterior X factor del 2019, es decir: 0.9884 x 0.9942= 0,9827

*Año 2022: factor del año anterior X factor del 2019, es decir: 0.9827 x 0,9942= 0,9770

*Año 2023: factor del año anterior X factor del 2019, es decir: 0.9770 x 0,9942= 0,9713

El valor constante obtenido para el año 2.019 tiene validez para cinco años, con lo que para las pensiones que se causen en el año 2024, el valor constante se obtendrá del divisor de la esperanza de vida del año 2.017 y la esperanza de vida del año 2.022, al resultado se le aplica la raíz quinta y se multiplica por el coeficiente del año anterior.

Se cree que en pocos años la esperanza de vida superará fácilmente los 100 años, con lo que el factor de sostenibilidad irá reduciendo implacablemente los importes de las pensiones al momento de su cálculo, por eso dicen los expertos que supondrá una reducción de un 5 por ciento cada 10 años.

De todas formas, no deberíamos ser catastrofistas y pensar que no cobraremos pensión cuando nos llegue la hora de jubilarnos. Creemos que para el trabajador autónomo titular de oficina de farmacia, lo invertido en el Régimen de Trabajadores Autónomos resultará rentable, pues lo vamos a deducir como gasto de la actividad en su integridad, y como consecuencia de ello, supondrá un importante ahorro fiscal en comparación con lo que cualquier plan de pensiones alternativo pudiera ofrecer. Y por otra parte, la solvencia del sistema público de pensiones, supera casi con toda seguridad, la de cualquier sistema asegurador alternativo.

Hay que tener en cuenta que el factor de sostenibilidad se aplicará al momento de causar pensión, y si se causa pensión a una edad superior a la que resulte exigible en cada caso, es cierto que podremos obtener una mejora en el porcentaje de la base reguladora de la pensión, pero también el factor de sostenibilidad provocará una reducción mayor del importe, teniendo en cuenta también lo que se ha dejado de ingresar en prestaciones cuando se difiere el momento de jubilarse.

La opción de la jubilación activa es una buena alternativa, pues no mejora mucho el cálculo final el hecho de diferir en el tiempo el momento de causar pensión, si bien para la jubilación activa tiene que concurrir la circunstancia de que el cálculo de la pensión suponga el 100 por ciento de la base reguladora.

Nuestro consejo es que en la medida de sus posibilidades, en función de su edad y de acuerdo con la Orden de cotización anual, se incremente la base de cotización hasta el momento de jubilarse, pues de esta forma se podrá desgravar en la actividad lo invertido y se mejorará sensiblemente la futura pensión al alcanzar la edad reglamentaria. Si desease no cesar en la actividad al alcanzar la edad de jubilación, siempre hay la opción de la jubilación activa, cobrando desde ese momento el 50 por ciento de su jubilación y recuperando el 100 por ciento cuando cese definitivamente como titular de farmacia o de la actividad de que se trate, incluida en el RETA.

Twitter
Suplementos y Especiales