Herramientas
Director de
El Global
|
22 dic 2017 - 11:12 h
|
<p>Sí, estamos locos</p>

Poco tiempo he tardado en obtener respuesta a la que pregunta que me hice la semana pasada. Y sí, estamos locos. Resulta que la culpa de una parte de los desabastecimientos es de la distribución y de las farmacias y así se lo ha hecho saber, por fin, al Defensor del Pueblo. Para el Servicio Andaluz de Salud, los desabastecimientos son atribuibles a laboratorios en un 50 por ciento de casos y en otro 50 por ciento a mayoristas y farmacias. El SAS riza todavía más el rizo y llega a firmar que “en todos los casos de desabastecimiento, no se perjudica al paciente y la atención farmacéutica siempre está garantizada”. Evidentemente que no se perjudica ya que existen una serie de compañías que con responsabilidad no dejan desabastecido el mercado de medicamentos andaluz. Que, pese a ver comprometido su desarrollo industrial no permiten que los pacientes andaluces se queden sin los fármacos que por diferentes motivos no llegan a servirse en las farmacias. Pero no nos engañemos, porque las subastas de medicamentos andaluzas sí que perjudican a las boticas, a los pacientes y a la industria genérica. Está demostrado y prácticamente nadie las quiere, ni el resto de comunidades autónomas, ni los profesionales sanitarios. A excepción, claro, de la propia Junta y de asociaciones que hablan de acceso justo y validan la injusticia que suponen las subastas. La locura que rodea a este tema tiene que terminar. El trabajo que se está haciendo para que desde la Junta se consideren otras alternativas tendrá que tener éxito porque es imposible que se mantenga un sistema tan injusto y que lleva aparejados tantos problemas. Es un buen propósito para este 2018 que ahora empezamos.

Por lo demás, solo me queda desearos que paséis unas muy felices navidades y que aprovechéis para descansar porque lo que viene en este 2018 promete ser apasionante.

Twitter
Suplementos y Especiales