Herramientas
Director de
El Global
|
12 ene 2018 - 14:49 h
|
<p>Interpretaciones</p>

La asistencia farmacéutica a centros sociosanitarios sigue dejándonos titulares semana tras semana. Por una u otra razón, las medidas que están intentando poner en marcha las comunidades autónomas están encontrando oposición tanto por parte de la farmacia comunitaria, el caso valenciano, como por los tribunales, el caso andaluz. Las interpretaciones de las leyes no siempre se ajustan al texto legal en cuestión y eso lo estamos comprobando con recursos que prosperan y planes autonómicos que se ven obligados a modificar.

El tema de la asistencia a centros sociosanitarios va a seguir dando mucho que hablar y proyectos como el famoso Resi-Eqifar valenciano tiene toda la pinta de que va a pasar por el tamiz judicial por no ajustarse a lo que marca la ley. Por eso, o por no aportar una memoria económica creíble, es comprensible que vaya encontrándose piedras en el camino en forma de sentencia contraria sus intereses. Lo peor de todo es que se pierde tiempo y dinero que se podría estar utilizando en, por ejemplo, estudiar la forma en la que la farmacia comunitaria puede ser útil en ese proyecto. Siempre hemos dicho que sumando intereses se llega mucho más lejos y lo ha demostrado la propia comunidad valenciana con proyectos como el Domi-Eqifar, pero imponiendo poco o nada se consigue. De ahí que cuando se impone, cuando se interpreta de una manera poco acertada o se deja de lado a una de las partes sin ni siquiera escucharla, se corre el riesgo de ver cómo te ‘tumban’ uno de tus proyectos estrellas. Con lo fácil que es trabajar en modo colaborativo.

Los hechos siempren prevalecen sobre las interpretaciones y no hay mayor hecho cierto que la necesidad de contar con la farmacia comunitaria para llevar adelante proyectos de asistencia sociosanitaria. Por experiencia, por preparación y por capacidad. Entender eso es clave para tener éxito.

Twitter
Suplementos y Especiales