Herramientas
Jefe de servicios médicos A3Media
|
07 dic 2017 - 15:18 h
|
<p>Receta electrónica privada</p>

Desde hace un tiempo el Consejo General de Farmacéuticos junto al Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS), el Consejo General de Médicos, Muface, Mugeju e Isfas trabajan en la implantación de la receta electrónica privada, que permitirá que cualquier prescripción electrónica realizada en el ámbito privado pueda ser dispensada en cualquier farmacia del país. Se trata de un proceso muy relevante para los pacientes ya que aportará agilidad a los procedimientos, seguridad y mayor adherencia terapéutica. Asimismo se refuerza la idea de que el paciente ocupe el centro del sistema y de que el modelo asistencial gire en torno a él, haciéndole corresponsable de la gestión de su salud.

Para el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad, actualmente, el paciente no es el eje sobre el que pivotan los servicios que ofrecen los Sistemas de Salud, encontrando obstáculos para poder ejercer sus derechos contemplados en la Ley de Autonomía del Paciente, entre otras. Asimismo existen también problemas para profesionales y organizaciones, ya que los médicos acceden a la información clínica de sus pacientes sin garantías de que esté completa, contrastada y actualizada. Y, por otro lado, existe desconexión y falta de consenso entre todos los agentes del ámbito de la salud para alcanzar un modelo accesible, óptimo y común. Pero desde la Fundación Idis señalan que estos problemas tendrían solución con sistemas interoperables.

Desde su constitución el pasado 28 de septiembre de 2017, el Grupo de Trabajo sobre Receta Médica Electrónica Privada viene desarrollando el diseño de un modelo consensuado que permitirá un sistema de prescripción electrónica privada que pueda ser llevado a la práctica, tras su presentación a las Autoridades Sanitarias competentes, a partir de enero de 2018, con las correspondientes fases de pruebas piloto y despliegue de los sistemas de prescripción y dispensación.

Adolfo Fernández-Valmayor, secretario general de la Fundación Idis, tras la última reunión mantenida por el grupo de trabajo indicó que “los avances en el proceso de desarrollo de un modelo de receta electrónica privada son, sin duda, una buena noticia para el sector privado, que contribuirá con este elemento de mejora para el sistema, a aumentar la eficiencia, reducir costes y optimizar la atención a los pacientes”.

Un proceso que cada vez es más cercano, según señaló Manuel Vilches, director gerente del Hospital Vithas Nisa Pardo de Aravaca y director general de la Fundación Idis, quien señaló recientemente en el Foro Nueva Economía que “tendremos en muy pocos meses ya definida toda la mecánica de desarrollo e implantación y empezaremos a funcionar, esperamos, con el piloto a lo largo del 2018. Y desde luego, lo que sí le garantizo es que no habrá diferencias entre comunidades. Va a ser una receta privada electrónica única para poder ser prescrita por cualquier médico en cualquier punto de España y dispensada por cualquier farmacia en cualquier comunidad”.

En la reunión del próximo 19 de diciembre, sabremos cuál será el siguiente paso. Seguro.

El modelo de receta electrónica privada pretende estar operativo en enero de 2018 tras su presentación a las autoridades sanitarias

Twitter
Suplementos y Especiales