Herramientas
Jefe de servicios médicos A3Media
|
22 dic 2017 - 11:14 h
|
<p>Medicamentos y diabetes</p>

La diabetes es una de las grandes epidemias del siglo XXI. Para abordar los aspectos más relevantes de la enfermedad, Farmaindustria ha lanzado “El valor del medicamento en diabetes”, un documento que recoge la evolución de la enfermedad, así como las nuevas terapias fruto de la investigación biomédica y farmacéutica.

Los datos de la diabetes hablan por sí solos. Se estima que más de 400 millones de personas viven con esta enfermedad en la actualidad, de las cuales una de cada dos está sin diagnosticar. Además la Federación Internacional de Diabetes (FID) estima que en el mundo hasta 193 millones de personas, o cerca de la mitad de todos los adultos que vivían con diabetes en 2015, desconocen que tienen la enfermedad. Muchos de estos casos son de diabetes tipo 2, por este motivo la detección de la diabetes tipo 2 es importante para asegurar un diagnóstico y tratamiento tempranos para reducir el riesgo de complicaciones graves. En la actualidad las cifras de diabéticos continúan en aumento y se estima que en 2040 haya 640 millones de personas con diabetes, una enfermedad en la cual el paciente corre el riesgo de perder su visión.

No hay que olvidar que la diabetes es una enfermedad crónica cuyo manejo conlleva cambios en el estilo de vida. Por eso se debe recibir educación terapéutica que incluya formación en nutrición y fomento del ejercicio físico. Además la diabetes no controlada da lugar a un gran número de complicaciones que incluyen problemas cardiacos, cerebrovasculares, neurológicos, en los riñones, la vista, los pies o los dientes. Un buen control de la enfermedad puede retrasar el inicio y evolución de estas complicaciones.

Hasta los años noventa los únicos tratamientos disponibles para los pacientes con diabetes tipo 1 eran la insulina rápida y algunas insulinas de mayor duración de acción, gracias a la adición de zinc o protamina. Algo parecido pasaba con la diabetes tipo 2, para la que prácticamente solo se disponía de las sulfonilureas y de la metformina. A partir del año 2000, la aparición de nuevos tipos de insulinas junto con la mejora de los sistemas de administración y el desarrollo de numerosos fármacos hipoglucemiantes no insulínicos permitió prescribir el tratamiento más adecuado para cada paciente.

El futuro del tratamiento de la diabetes se dirige hacia un abordaje personalizado. La epigenética jugará un papel clave en el futuro inmediato, ya que el estudio de los cambios epigenéticos, tanto en las personas pertenecientes a grupos de riesgo de diabetes como en los pacientes diabéticos, ayudará a identificar más genes candidatos, que son regulados por estos factores, y que podrían dar paso a nuevas terapias personalizadas.

También se están investigando nuevas moléculas estimulantes de las células beta pancreáticas, como los activadores de la glucoquinasa y fármacos para corregir los defectos de las células alfa y beta pancreáticas. En relación con la insulina, se investiga sobre nuevos análogos de insulinas, de liberación más constante y homogénea. Y se sigue trabajando en la obtención de insulinas que se administren por vía inhaladora. Seguro.

El futuro del tratamiento de la diabetes se dirige hacia un abordaje de precisión donde la epigenética jugará un papel clave

Twitter
Suplementos y Especiales