En buenas manos

Córdoba en el cáncer de piel

Temas relacionados:
Herramientas
Jefe de servicios médicos A3Media
|
08 mar 2019 - 13:03 h
|
<p>Córdoba en el cáncer de piel</p>

Según datos de la Sociedad Española de Alergología y Venereología cada año se diagnostican en España cerca 74.000 casos de cáncer cutáneo no melanoma y unos 4.000 casos de melanoma. Gracias a la evolución de las terapias y a las técnicas quirúrgicas existe una amplia opción de tratamientos.

Para formar a los farmacéuticos de una manera práctica sobre las lesiones dermatológicas más comunes derivadas del cáncer de piel, el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Córdoba celebró la sesión formativa “Cuida la piel de tu paciente”, de la mano del Dr. Manuel Galán, Dermatólogo del Hospital Universitario Reina Sofía.

A través de diversas imágenes, los farmacéuticos pudieron ver ejemplos de este tipo de lesiones, entre las que destacan la Queratosis Actínica QA, Carcinomas Basales y Carcinomas Escamoso Epidermoide. Tal y como afirman en la Fundación Piel Sana de la AEDV, las queratosis actínicas son lesiones provocadas por el daño solar acumulativo en los queratinocitos de la piel. Las personas caucásicas con piel clara, aquellas que trabajan al aire libre y las personas que practican deporte al aire libre tienen un mayor riesgo de presentarlas.

Este tipo de lesiones se consideran pre-malignas, es decir, que pueden convertirse en cánceres cutáneos. Por otra parte, el carcinoma basocelular es el cáncer de piel más frecuente y se origina en las células de la capa basal de la epidermis. Aparece con una mayor frecuencia en áreas de piel que están frecuentemente expuestas al sol. El problema de este tipo de carcinomas es que suelen crecer sin causar ninguna molestia. Sin embargo es el tipo menos peligroso de cáncer de piel, pero si no se trata, puede crecer y destruir los tejidos circundantes o subyacentes.

Como señalan desde la Fundación Piel Sana, el carcinoma epidermoide es la segunda neoplasia de piel más frecuente y representa aproximadamente más del 20 por ciento de todos los tumores cutáneos. Suele aparecer en personas de piel clara con antecedente de exposición solar crónica, aunque se han identificado otros factores de riesgo.

Aunque en la mayoría de los casos tiene un comportamiento benigno, existe un grupo que requiere un diagnóstico y tratamiento precoz para evitar sólo la destrucción local del tejido y su diseminación a los ganglios linfáticos regionales causando graves problemas de salud e incluso la muerte.

Tal y como afirma la Asociación Española Contra el Cáncer, tanto en basocelulares como en los espinocelulares, el aspecto de las lesiones es muy variado. Normalmente pueden aparecer manchas (rojizas) que pueden descamarse y sangrar formando costras que caen una y otra vez, nódulos (elevaciones o prominencias redondeadas en la piel) y úlceras que no cicatrizan.

Finalmente, los boticarios que asistieron a la jornada mejoraron sus conocimientos para la aplicación y efectos secundarios de fármacos destinados a la Queratosis Actínica, así como para evitar el abandono del tratamiento por parte del paciente.

Es muy importante la labor de prevención en el cáncer de piel. Pero no hay que olvidar que ante cualquier alteración de la piel se debe consultar al dermatólogo para un correcto diagnóstico. Seguro.

Gracias a la evolución de las terapias y a las técnicas quirúrgicas existe una amplia opción de tratamientos frente al cáncer cutáneo no melanoma y el melanoma

Twitter
Suplementos y Especiales