Herramientas
|
11 may 2018 - 12:56 h
|
Al día siguiente de la votación en el Pleno de la moción socialista, en los pasillos del Congreso ya se hablaba de que la Comisión de Presupuestos era un hervidero

Debatimos hoy una moción ya reiterativa y cuyos argumentos siempre son los mismos”... Así comenzaba Teresa Angulo, portavoz de Sanidad del PP en el Congreso, su turno de palabra ante la moción socialista sobre el futuro del SNS que se debatía en Pleno... Y lo hacía totalmente ajena, como el resto de la Cámara, a que, a pesar de parecer una fotocopia de las innumerables mociones que se han debatido contra la reforma sanitaria desde 2012, ésta iba a tener un final muy, pero que muy distinto.

Se denomina vuelta de tuerca a todo giro en el argumento de una historia literaria o cinematográfica gracias al cual se presenta un cambio brusco e inesperado en la situación descrita... Giro que, además, cambia los objetivos de los personajes. La semana pasada, Ciudadanos decidió reescribir el guión del debate parlamentario sanitario, con un giro verdaderamente inesperado, más sorprendente aún si cabe por lo crítico que Francisco Igea se había manifestado con la moción socialista. Ahora toca ver qué consecuencias se derivan de ello... Si es que se deriva alguna.

Todas las miradas se dirigen, inevitablemente, a la votación de las enmiendas sanitarias al proyecto de PGE... Por su redacción, su defensa y por las respuestas de los grupos, la moción que defendió Jesús María Fernández bien puede considerarse el prólogo oficial del debate presupuestario. También por su resultado, no cabe duda. Al día siguiente de la votación en el Pleno de la moción socialista, en los pasillos del Congreso ya se hablaba de que la Comisión de Presupuestos era un auténtico hervidero.

Pero, más allá de lo que deparen los presupuestos, será interesante ver cómo este giro de guión afectará al debate sanitario, tan debilitado ya después de años de acusaciones cruzadas a golpe de hemeroteca. Si es una excusa, aunque sea forzada, para apostar por verdaderos acuerdos, bienvenida sea, aunque llegue tarde. Y que cunda el ejemplo.

Pero también hay quien no se cree nada y piensa que, al final, serán los intereses partidistas los que prevalezcan... Que, cuando estas medidas se voten, alguien presionará el botón rojo; que los consensos seguirán sin llegar. Nada sería peor que esto, como tampoco hay nada peor que dar un giro de guión para llevar a un mal final... Como el de aquel que se despertó y descubrió que todo había sido un sueño.

Ciudadanos decidió reescribir el guión del debate sanitario (...) Todas las miradas se dirigen a los PGE

Twitter
Suplementos y Especiales