Herramientas
|
07 jul 2017 - 13:01 h
|
La estrategia seguida para el abordaje de la Hepatitis C es un éxito rotundo a la que solo le falta la participación de la farmacia comunitaria para ser un éxito de todos

Los éxitos y los fracasos vistos con la perspectiva que otorga el tiempo se amplifican o se ven menoscabados con una certeza rotunda y fuera de toda duda. Es lo que ha ocurrido con el Plan Estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C. Dos años después de su puesta en marcha ha significado su importancia hasta límites que quizás no se tuvieron en cuenta por aquel entonces. Un éxito de todos y para todos. Un camino que había que emprender y que se renueva ahora con la idea de erradicar una enfermedad con una alta prevalencia y que ahora es posible vencer.

La jornada promovida por Wecare-u, empresa editora de EL GLOBAL y GACETA MÉDICA, y Fundamed con el apoyo de la Asociación Española para el Estudio del Hígado, la Alianza para la Eliminación de las Hepatitis Víricas en España y la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica y con la colaboración de AbbVie, Gilead y MSD ha reunido a todos los agentes implicados en esa estrategia nacional y ha puesto de manifiesto ese rotundo éxito de los dos primeros años del plan. Pero también ha señalado el camino a seguir, las nuevas directrices que se aprobaron en el Consejo Interterritorial del pasado 21 de junio y que permitirán que se trate a todos los pacientes independientemente de su fibrosis.

Pero también ha servido para analizar cuestiones como el cribado universal, una de las acciones claves silo que se pretende es erradicar por completo la hepatitis C en España. Una actuación coste/efectiva y que permitiría a las oficinas de farmacia interactuar de una manera clara y protagonista con la estrategia de abordaje de esta patología. Una medida que entronca con la necesidad de dotar a la farmacia de herramientas y programas que permitan el desarrollo definitivo de la realidad asistencial de la botica española. Será entonces cuando podamos hablar de una estrategia integral y colaborativa que tiene que servir de ejemplo para el abordaje futuro de otras patologías que también demandarán de un plan en el que todos los implicados se tendrán que mostrar igual de implicados que en la estrategia para la hepatitis C.

La jornada, un éxito de asistencia y contenido, ha servido para echar la vista atrás, analizar el presente y poner sobre la mesa las necesidades que vendrán en el futuro. Un esfuerzo ejemplar, un esfuerzo de todos.

Twitter
Suplementos y Especiales