Herramientas
|
17 mar 2017 - 08:00 h
|
La CNMC anuncia el inicio de un estudio del sector mayorista de distribución y comercialización de medicamentos por potenciales restricciones al mercado

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en su cíclica labor de vigilancia al sector farmacéutico ha puesto ahora el foco sobre la distribución mayorista y la comercialización de medicamentos. Dentro de unos meses liberará el informe con sus conclusiones y se verá el nivel de lo expuesto y si realmente encuentran esas potenciales restricciones a la competencia, derivadas del funcionamiento y estructura del propio mercado, así como restricciones de acceso al mercado y al ejercicio de la actividad, recogidos en la normativa en vigor, en las que basan la realización del estudio.

Hay que recordar que la CNMC ya realizó en 2015 un Estudio de Mercado sobre la Distribución Minorista de Medicamentos en España en el que proponía “adoptar un modelo de planificación menos restrictivo, con el fin de reducir las barreras de entrada y ejercicio de las oficinas de farmacia en España y fomentar una mayor competencia entre ellas. Los beneficios derivados de una mayor apertura a la competencia del segmento minorista de distribución de medicamentos se verían reforzados si se lleva a cabo paralelamente un incremento del nivel de competencia efectiva en los mercados a otros niveles”. Un estudio rebatido punto por punto por el sector y que le sirvió al Ministerio de Sanidad para dar un rotundo espaldarazo al modelo farmacéutico español.

En la nota en la que Competencia anuncia que se va a iniciar el estudio se exponen de una manera un tanto farragosa los motivos que han llevado a este organismo a poner el foco en un sector hiperregulado como es el de la distribución y comercialización de medicamentos. En cualquier caso, está claro que necesitan estudiar a fondo el sector y generar algo más de conocimiento que el mostrado. Y es que en ningún caso es admisible que se aluda a las subastas como un mecanismo para introducir mayor competencia en el sector y mejorar así la regulación en beneficio de los pacientes, la administración pública y el sistema económico. Nada más lejos de la realidad, ciertamente.

Así las cosas, toca esperar a las conclusiones, afinar los argumentos y confiar en que se alcance el conocimiento suficiente para que la mirada recurrente de Competencia se centre en otros aspectos o sectores que sí que necesitan ser analizados con el rigor que caracteriza a este organismo.

Twitter
Suplementos y Especiales