El peligro de pasarse “de largo” al ofertar farmacias

Temas relacionados:
Herramientas
|
07 dic 2018 - 12:01 h
|

Si de algo puede vanagloriarse el modelo farmacéutico español es la accesibilidad y cercanía que aporta la red de algo más de 22.000 farmacias. Más del 95 por ciento de nucleos poblacionales —desde pequeños pueblos a grandes ciudades— cuenta con botica o, en el ‘peor’ de los casos, botiquín farmacéutico.

Si se han conseguido estas cifras ha sido porque ha habido farmacéuticos que han apostado por ejercer en pequeños municipios y, sobre todo, mantener el servicio a la población. A pesar de los daños colaterales —nada desdeñables— que puede acarrear su decisión al añadir el apellido VEC a su negocio.

Sin embargo, todo tiene (debe tener) un límite. También esa capilaridad. Un límite que quizá no se encuentre en conseguir que haya farmacias en el cien por cien de municipios españoles. Quizá esté en ese 95 por ciento ya alcanzado. Quizá el objetivo debe ser poder mantener ese porcentaje facilitando herramientas que eviten que un titular tome la decisión de echar el cierre por su manifiesta inviabilidad.

Las últimas situaciones vividas en ciertos concursos autonómicos de nuevas farmacias lo corroboran. ¿A alquien puede sorprenderle que la farmacia de nueva apertura que ofertaba Cantabria en Los Tojos, con apenas 399 habitantes (cuando el ratio nacional se sitúa en 2.112 ciudadanos por establecimiento) haya quedado desierta? ¿Es lógico, ya ni tan siquiera que sean rechazadas, sino que Comunidad Valenciana llegase a ofertar hasta en tres concursos consecutivos nuevas farmacias en tres pueblos que, censo en mano, no superaban los 50 habitantes?

Desde Sefar, que de esto saben y mucho —buena parte de sus miembros son titulares de farmacias VEC— recuerdan que la planificación pasa por tener en cuenta desde el origen, antes de la oferta, qué supone —económica y humanamente— abrir una farmacia en ciertas zonas. Aquí, podria aplicarse aquella premisa del histórico concurso de TV que invitaba a atinar con la cifra exacta pero, en todo caso, “sin pasarse”.

¿Es lógico que se hayan llegado a ofertar nuevas farmacias en municipios que no superan los 50 habitantes?

Twitter
Suplementos y Especiales