Cambio de rumbo por y para el paciente

Temas relacionados:
Herramientas
|
08 feb 2019 - 12:58 h
|
Es importante que a la hora de repensar el modelo de Atencion Primaria no haya puntos ciegos (...) La farmacia es un recurso que ninguna administración puede dejar pasar

A nadie se le escapa que la sociedad ha cambiado en todos sus ámbitos; en todos sus aspectos. También —o más bien sobre todo— en el sanitario, un campo paradójico en lo que a cambios se refiere, puesto que tiene que adaptar estructuras y comportamientos muy anclados en el tiempo —y por tanto muy difíciles de modificar— a cambios que pueden sucederse, o muy rápido —fruto de la investigación, de los avances clínicos o de los periódicos procesos electorales—, o más lentamente, como puede ser el cambio progresivo de los patrones poblacionales. No es descabellado pensar en el Sistema Nacional de Salud como un gran buque, muy resistente a la adversidad y casi imposible de hundir, pero que se toma su tiempo —a veces, demasiado— para hacer un viraje.

Hace ya tiempo que esta nueva sociedad viene reclamando el giro hacia una nueva Atención Primaria. El Ministerio ha tomado el timón mediante un proceso participativo iniciado en noviembre con el que quiere dar un impulso y adaptar la Atención Primaria a las nuevas realidades sociales, demográficas y tecnológicas. María Luisa Carcedo ha explicado que el objetivo consiste en “repensar y renovar” la importancia de la atención primaria en el SNS.

Es importante que a la hora de hacer este giro, el campo de visión sea amplio y ambicioso y no tenga puntos ciegos. Porque hablamos de un cambio que, si necesita algo, es colaboración multidisciplinar. Y, dentro de esa colaboración, como resaltaron los expertos reunidos en Madrid por Grupo Cofares y Fundamed, la farmacia comunitaria es un recurso que la administración sanitaria no puede dejar pasar, como está sucediendo a día de hoy. Y no será por los farmacéuticos, que por activa y por pasiva se ofrecen y que, a falta de un impulso decidido por parte de las administraciones, hoy presumen de un amplio portfolio de actividades de farmacia asistencial fruto de un ‘amor sanitario propio’ muy difícil de medir, pero que merece un reconocimiento.

Afortunadamente, llegan noticias esperanzadoras. El mensaje de Semergen a Sefac en el Congreso que les ha unido es claro: los médicos esperan del farmacéutico que lidere iniciativas de seguimiento y adherencia porque ellos no llegan. Es el camino a seguir. Todos juntos, dando el protagonismo a quien lo merece: el paciente.

El SNS es como un buque, muy resistente y difícil de hundir, pero se toma su tiempo para hacer un viraje

Twitter
Suplementos y Especiales