“Trato de que mi inconformismo sea práctico”

Jesús María Fernández, portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados
“Me iría de viaje con cualquier compañero de la Comisión de Sanidad; hay muy buen ambiente”
Herramientas
Madrid
|
27 ene 2017 - 13:30 h
|

Pregunta. Hoy tenemos a un médico en la Comisión de Sanidad. ¿Te consideras una rara avis?

Respuesta. No, mi predecesor también era médico. Pasaría algo raro si tuviera que considerarme así, aunque es verdad que para los ministros sí hay una tradición para que no sean sanitarios.

P. Ojeando tú currículum he visto que hablas cuatro idiomas. ¿Cómo se te da el lenguaje parlamentario?

R. No es lo más difícil. En el campo del lenguaje hay dos tipos: uno político más cargado de ideología, como debe ser, tanto en comisiones como en el pleno, y después hay otro lenguaje muy coloquial, muy de compañeros de trabajo que nos une a todos los portavoces de Sanidad.

P. Has viajado por medio mundo... Estados Unidos, Panamá, Nicaragua. ¿Qué sello queda en tu pasaporte?

R. Tengo muchísimas ideas de sitios que me gustaría visitar, como Guatemala, Honduras, la Polinesia y regresar a China.

P. ¿Compartirías algunos de esos destinos que te quede pendiente con algún adversario político?

R. Sí, me iría con cualquiera. Hay muy buen ambiente en la Comisión de Sanidad. La relación es muy cordial y nos llamamos los fines de semana... El pasado domingo estuve chateando con la portavoz de Podemos.

P. Después de conocer tantas culturas y formas de hacer, ¿Qué importarías a la Sanidad española y contra qué lucharías para que no llegase?

R. Es difícil quedarse con una sola cosa. Brasil tiene un nivel de compromiso político y preparación técnica en Sanidad que me ha llamado siempre la atención. También he visto hacer de la nada lo posible, como en la India. Lo que no traería nunca es el nivel de corrupción médica que había en los países del Este tras la caída del comunismo.

P. Me cuentan que en tus viajes te acompaña la música y uno de los intérpretes favoritos es Bruce Springsteen. ¿Eres más de Born in the USA o de 7 de Julio San Fermín?

R. Soy más de Born in the USA, aunque no es la canción que más me gusta de Bruce. Prefiero las más melódicas, como The River.

P. Otra de tus cantantes fetiche es Amy Winehouse. ¿Influyó en tu defensa del No, no, no a Mariano Rajoy?

R. Seguro que sí. Amy tiene dos cosas. Me gusta su música y su personalidad. El hecho de que fuese tan inconformista con la realidad le hizo sucumbir.

P. ¿Hay un poco de ese inconformismo en Jesús María Fernández?

R. Hay mucho. En mi universidad tuve problemas por organizar movimientos y tuvo su afectación en mis resultados académicos. El inconformismo me viene de joven pero trato de que sea práctico.

P. ¿Quién es el sanitario con el que hayas trabajado que tenga mejor ‘música’?

R. Una persona con la que he aprendido mucho es Rafa Bengoa. Cuando llegué de Estados Unidos fue con una beca al Gobierno Vasco para hacer el registro de casos psiquíatricos. José Manuel Freire era el consejero entonces y pasó por delante de mi despacho con Bengoa. Se pararon, me lo presentó y me dijo: “Este es Rafa Bengoa, trabaja en la OMS y a partir de ahora vas a oír hablar mucho de él”. Ese fue el anticipo de una larga relación profesional.

P. Cuando se analizan los problemas de la Sanidad española parece que estamos ante un disco rayado. Se lleva hablando toda la vida del Pacto por la Sanidad, sostenibilidad... ¿Hay miedo escénico que impida terminar la canción?

R. Creo que tenemos que ser más prácticos y hacer diagnósticos compartidos sobre temas importantes. La crisis ha dejado heridas profundas en el SNS y hay que curarlas.

P. También la oposición tiene su estribillo: copago y universalidad. ¿Habrá acuerdo en el Pleno?

R. Ojalá que el PP, que es el que más desentona en esta copla, acepte esa sintonía. Todas las organizaciones del sector comparten música con nosotros.

P. Y para despedirnos, Jesús María. ¿Qué canción pondrías?

R. Terminaría con el cuarto movimiento de la novena sinfonía de Beethoven.

En diez líneas

Jesús María Fernández (Pamplona, 1957) se define como un tipo inconformista pero práctico. Apasionado viajero, nunca olvida en su maleta algún disco de Bruce Springsteen o Amy Winehouse. Su labor profesional le ha permitido analizar sistemas sanitarios de medio mundo y ensalza a dos países, Brasil e India, por su nivel de compromiso y por saber hacer mucho con muy poco. Recuerda con ilusión cómo conoció “al mejor músico sanitario”, Rafael Bengoa.

Twitter
Suplementos y Especiales