Terapias con realidad virtual

Tanto la realidad virtual como la realidad aumentada han demostrado su alta eficacia en terapias de diversa índole
Herramientas
Madrid
|
22 dic 2016 - 15:00 h
|

La realidad virtual y la realidad aumentada son tecnologías que prometen acaparar un mayor protagonismo en el transcurso del próximo año, y cuyo uso posee un indudable valor terapéutico.

Aunque comparten elementos comunes, no son exactamente lo mismo. Hablamos de realidad virtual (RV) para referirnos a la tecnología que, en tiempo real, nos abstrae completamente del mundo circundante, transportándonos a otros ambientes y situaciones ficticias que han sido creadas por ordenador. La realidad aumentada (RA) en cambio, incorpora al entorno en el que estamos inmersos, capas de información digital en forma de textos, imágenes y hologramas, también en el momento presente.

El uso terapéutico de juegos diseñados con estas tecnologías ya ha sido probado y está especialmente valorado en períodos de rehabilitación motriz, rehabilitación neurológica y tratamiento de fobias. Es lo que se conoce como “Serious Games”, o propuestas lúdicas que persiguen una funcionalidad útil, más allá de la mera diversión. Los juegos serios no tienen porqué ser necesariamente virtuales, pero cuando lo son, ganan atractivo gracias al componente tecnológico, fomentan el interés y, por lo tanto, favorecen la adherencia.

Además de su rol en la terapia, la RV y la RA resultan de especial eficacia en la formación del profesional sanitario. Estas tecnologías logran que el estudiante llegue a estar inmerso en situaciones de crisis y emergencia distintas, practique cirugías, se sumerja en el interior del cuerpo humano, interactúe con diversos elementos, etc. También desempeñan un papel interesante en todo lo que tiene relación con la cirugía robótica, o en remoto, puesto que facilita el poder llevar a cabo acciones de telemedicina, campo con un potencial enorme por desarrollar.

Otra de sus funciones tiene que ver con la inducción a estados de meditación y calma en pacientes que sufren dolores, ansiedad o están sometidos a situaciones estresantes. El ser capaces de transportarles a lugares idílicos y relajantes en los que resulte más fácil desconectar y evadirse es una posibilidad real.

Hemos tenido la oportunidad de hablar con José Antonio Lozano Quilis, Doctor en Informática por la Universidad Polítécnica de Valencia, donde también imparte clases. Es especialista en el campo de la realidad virtual aplicada al tratamiento de Trastornos Psicológicos y la Rehabilitación Cognitiva.

Para Lozano Quilis, la eficacia de la realidad virtual y aumentada resulta especialmente impactante en su aplicación psicológica. “Cuando estás con el equipo médico, desarrollas los entornos, y compruebas que la gente llega a una inmersión real, el trabajo resulta muy satisfactorio”, asegura.

En su opinión, la realidad aumentada es más eficaz en el tratamiento de patologías como pueden ser la esclerosis múltiple o distintos tipos de fobias, puesto que el paciente introduce elementos nuevos en su propio ambiente y experimenta una motivación mayor.

Las famosas Google Glass son el dispositivo ideado para la visualización de RA más conocido. Sin embargo, dejaron de comercializarse en enero de año pasado, a la espera de lograr un prototipo perfeccionado o de dar con la fórmula que convenza a la gran mayoría de las ventajas que supone su utilización.

En realidad, Google no ha abandonado su interés por los mundos virtuales. El proyecto Google Cardboard supone una apuesta fuerte por la realidad virtual. Básicamente se trata de una plataforma de RV que funciona mediante un teléfono Android y una carcasa que facilita el visionado. Los visores son ahora aparatos sencillos, cuyo módico precio favorece que cualquiera pueda permitirse comprar uno. En la web, incluso, es posible encontrar detalladas instrucciones para fabricarlo. El caso es que nadie pueda esgrimir un elevado desembolso como excusa para no convertirse en early adopter. En definitiva, la carcasa, unida a un dispositivo móvil, es todo lo que necesitas para empezar a disfrutar de increíbles experiencias de realidad virtual. Eso, y disponer de las apps adecuadas.

También encontramos información dirigida a los desarrolladores que se animen a crear nuevas realidades envolventes; e incluso un soporte denominado Jump, con el que todo tipo de creadores puede filmar vídeos de RV.

La fiebre desatada por Pokemon Go hace tan sólo unos meses y la facilidad que tuvo para provocar que hordas masivas de gente de todo el mundo, llegaran a colapsar carreteras y vías públicas en su afán por cazar los codiciados pokemon, demuestran que la realidad aumentada engancha y mucho. No hablamos de simples juegos de niños, colectivo que, obviamente, muestra cierta predisposición por las actividades lúdicas, sino que se trata de tecnologías que atraen por igual a los mayores.

Aprovechar al máximo la utilidad de la RV y la RA para terapias médicas de diverso índole está en nuestras manos. La experiencia ya nos ha demostrado su valía. Sólo hace falta apostar por ellas sin reticencia e incluirlas en nuestra rutina.

Twitter
Suplementos y Especiales