“Soy mejor deportista que estudiante”

Nicolás Mateos, estudiante de 5º de Farmacia y artífice del reto ‘Running to Santiago’
Del 1 al 5 de octubre, Nicolás recorre 210 kilómetros, desde Ponferrada a Santiago, en una aventura a favor de Feder
Herramientas
Valencia
|
29 sep 2017 - 14:00 h
|

Pregunta. ¿Cómo surge la idea del reto ‘Running to Santiago’?

Respuesta. En abril hice el camino de Santiago andando con mi madre, pero una de las etapas, la de Villafranca hasta Triacastela, unos 42 kilómetros, la hice corriendo y al comentárselo a un compañero mío me planteó hacerlo de forma más organizada y ayudar a la gente. En mayo organizamos el planning del reto (5 etapas de 42 kilómetros de media cada una hasta un total de 210 kilómetros) y nos pusimos en contacto con Feder.

P. ¿Por qué elegiste ayudar a la Federación Española de Enfermedades Raras?

R. Fue un profesor mío que investiga sobre algunas enfermedades raras, quien me habló de todo lo que hacían en la Federación. Decidí correr por estos afectados para darles visibilidad a estas enfermedades que son muchas y no les llega casi presupuesto. Entendí que, por ejemplo, contra el cáncer siempre hay mucha gente involucrada y las Enfermedades Raras pasan más desapercibidas

P. ¿Qué objetivo persigues con la carrera?

Motivar a la gente a no llevar una vida sedentaria y hacer deporte. Si yo lo hago, la gente puede superarse cada día. Y llevaremos el trabajo de Feder a cada pueblo en el que paremos porque daremos un pequeño discurso en cada uno de ellos. Además estamos recaudando, desde hace tres meses, fondos para las familias de las delegaciones de Valencia y Madrid a través de la venta de camisetas conmemorativas que tienen un coste de entre 10 y 12 euros.

P. El entrenamiento previo habrá sido duro. ¿Cómo lo has afrontado?

R. Ha sido básicamente intentar que el cuerpo aguante largas distancias. Correr casi todos los días 5 o 10 kilómetros aunque me sienta las piernas cansadas. A tres días para iniciar la aventura estoy satisfecho pero un poco nervioso porque aún hay que preparar muchas cosas.

P. Necesitabas entrenarte físicamente, pero psicológicamente ¿es necesario?

R. Por una parte, no voy a estar sólo ningún kilometro, ya que voy con un equipo de 10 personas que se turnarán y me acompañarán a lo largo de las etapas y eso me ayudará mucho. Por otro lado, saber que no lo haces por tí sino que eres la voz de muchas personas enfermas me motiva, no me cuesta. Además siempre que salgo a correr me pongo música celta y para el Camino de Santiago es perfecta.

P. ¿Cómo reaccionaron tu familia y tus amigos cuando les comunicaste tu decisión?

R. El 99 por ciento de la gente me dijo que estaba loco, que cómo iba a hacerlo, pero al ver cómo me preparaba, todos se han sumado a la causa tanto con donaciones como en difusión. Mi familia va a ir los últimos días a Santiago a ayudarme. La verdad es que estoy muy contento y me siento muy arropado.

P. Los acordes celtas te amenizarán el recorrido. ¿Hay algún otro objeto o amuleto del que no te separarás?

R. La música siempre. Tengo un peluche que me acompaña siempre en las carreras, pero sinceramente no creo mucho en eso. Me basta con que mi ropa que sea cómoda y cuanto menos peso mejor, porque son muchos kilómetros.

P. Además de ser deportista, estás “enganchado” a las Redes Sociales. ¿Podremos seguir la aventura a través de ellas?

R. Por supuesto. Hay una página de Facebook que se llama ‘Running to Santiago’ y ahí se pondrán día a día las noticias. Por otra parte, tanto en el Instagram del equipo como en el mío personal iremos contando de principio a fin todo el reto. A la vez, en el equipo hay dos videógrafos y una fotógrafa que harán, durante todo el reto, un documental de 45 minutos.

P. Eres estudiante de Farmacia. ¿Qué carrera te parece más difícil, la universitaria o a la que te vas a enfrentar próximamente?

R. Para mí la universitaria, sin duda. Mis padres y amigos siempre me dicen que les parece muy bien que corra pero que me plantee que mi verdadero reto es acabar Farmacia. No soy muy buen estudiante, soy mejor deportista. ¿Qué le vamos a hacer? Cada uno es bueno en lo que es.

P. ¿Qué te motivo a estudiar esta carrera?

R. El primer recuerdo que tengo en mi vida es estar jugando en la farmacia con 3 ó 4 años. Viene de familia porque en Montehermoso somos cinco generaciones siendo los farmacéuticos del pueblo. Siempre he estado vinculado a la farmacia jugando o ayudando, y eso me gusta, aunque no tanto la carrera, pero estar en la farmacia ayudando a la gente a resolver sus problemas, me llena.

P. ¿Qué asignatura te llama más la atención de la facultad?

R. La farmacología, porque cuando tú estás en una farmacia y alguien te pide paracetamol, sabes exactamente lo que va a generar en el cuerpo del paciente. Me parece que esa asignatura es la que más te puede ayudar dentro de una farmacia.

P. Entonces, ¿te gustan más las carreras sobre el asfalto?

R. Hago carreras populares de triatlón de manera semiprofesional, no me pagan por ello, pero tengo algún patrocinador y he conseguido llegar a buenos podios en la categoría de sub-23.

P. Al acabar ‘Running to Santiago’, ¿te marcarás una nueva meta?

R. Primero veremos como sale todo, pero sí, para el Día Mundial de las Enfermedades Raras, el 28 de febrero, lo intentaré.

En diez líneas

Nicolás Mateos (Montehermoso, Cáceres 1994) estudia 5º de Farmacia en la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, pero lo hace con algunas asignaturaspendientes de 4º. Allí lleva tres años porque, anteriormente estuvo en la Universidad de Salamanca. Este estudiante de 23 años es un aficionado a las carreras populares de triatlón desde que un día decidió decir adiós a su vida sedentaria en la que los videojuegos online le robaban más de 6 horas diarias frente al televisor. Se considera mejor deportista que estudiante aunque su vocación es ayudar a los demás, una idea que tiene clara desde niño cuando jugaba en la botica de sus padres. Ahora se plantea dar visibilidad a decenas de personas con enfermedades raras a las que apoyará con su reto solidario.

Twitter
Suplementos y Especiales