El espíritu de Alma-Ata

71ª Asamblea mundial de la salud
Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
11 may 2018 - 12:00 h
|
LA FICHA: “Los 194 estados miembros de la OMS se dan cita para abordar 46 informes o proyectos” “En la agenda, la escasez de medicamentos y vacunas o la estrategia de innovación y propiedad intelectual”

En 1945, uno de los asuntos que abordaron los diplomáticos que se reunieron en San Francisco para crear las Naciones Unidas fue la posibilidad de establecer una organización mundial dedicada a la Salud. Su constitución se aprobó un año después, en la Conferencia Sanitaria Internacional de Nueva York, y entró en vigor en 1948, un 7 de abril, para ser más exactos... Fecha en la que, desde 1950, se conmemora el Día Mundial de la Salud. Con 70 años recién cumplidos, la entidad supranacional más reputada en materia sanitaria se prepara para celebrar su 71ª Asamblea con un reto en mente: salud para todos.

El órgano decisorio supremo de la Organización Mundial de la Salud se reúne cada año en Ginebra, Suiza, con la asistencia de delegaciones de sus 194 estados miembros. Su función principal es determinar las políticas de la Organización, designar al Director General, supervisar las políticas financieras, y revisar y adoptar el programa de presupuesto propuesto. También examina los informes del Consejo Ejecutivo, al que da instrucciones en lo que respecta a los asuntos que pueden requerir la adopción de medidas, un estudio, una investigación o un informe.

Desde su primera celebración, la Asamblea Mundial de la Salud ha sido el altavoz de los avances mundiales (también retrocesos) en el campo de la salud. Los hitos asociados a la historia de la OMS son tan numerosos que resultan difíciles de resumir... Podría empezarse, con permiso de todo el trabajo previo, con el lanzamiento del Programa de Erradicación del Paludismo (1955), de la viruela (1958) o la publicación del primer informe sobre la diabetes mellitus (1965); la donación de a la OMS de la vacuna antipoliomielítica oral (1972) por parte de su inventor, para que gozara de un uso universal; el lanzamiento del programa ampliado de inmunización (1974); la primera identificación del virus del ébola en Sudán y el Zaire (1976); la publicación de la primera lista de medicamentos esenciales, un año después.

El año 1978 marca un antes y un después con la fijación del objetivo histórico de “Salud para Todos” en la Conferencia de Alma-Ata... Un mensaje que cobró fuerza en los años siguientes, donde los retos crecieron exponencialmente. La coordinación en la lucha contra las enfermedades dio otro salto de vértigo en los años 80, con la creación del Programa Mundial sobre el sida (1986) y resolución adoptada en la Asamblea de 1988 en la que se insta a evitar toda medida discriminatoria contra las personas con SIDA. Años después, en el 96, seis organismos creaban conjuntamente la Agencia ONUSIDA y en 2002 se creaba el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria.

El año 2000 abre el capítulo que a día de hoy se escribe en la salud mundial, con la adopción, por unanimidad, de la Declaración del Milenio. De ella emanan los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), firmados en 2015, como lista de tareas para los 15 años siguientes. Estos Objetivos están interrelacionados y subdivididos en 169 metas que deberían permitir vivir en un mundo más saludable, más seguro y más justo de aquí a 2030. Mientras que los ODS engloban a todos los países, la factura sanitaria de estos Objetivos se centra en 67 países de ingresos medios y bajos que deben hacer frente a graves obstáculos para ampliar sus servicios sanitarios.

Junto a estos hitos están los nombres de los siete ex directores generales que han estado al frente de la OMS: Brock Chisholm (Canadá); Marcolino Marcolino Gomes Candau (Brasil); Halfdan T. Mahler (Dinamarca); Hiroshi Nakajima (Japón); Gro Harlem Brundtland (Noruega); Lee Jongwook (República de Corea) y Margaret Chan (Hong Kong). Desde el 1 de julio de 2017, la lista se completa con el nombre de Tedros Adhanom (Etiopía), el primer africano en llegar a la Dirección General de la OMS, dispuesto a reforzar, más que nunca, el mensaje que, 40 años después de Alma-Ata sigue vigente.

En un artículo publicado en The Lancet Global Health, Adhanom, doctor en Filosofía, ex ministro y ex presidente del Consejo de Administración del Fondo Mundial de la Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, además de otras instituciones de salud pública, aseguraba: “La cobertura sanitaria universal es, a fin de cuentas, una decisión política. Todos los países y gobiernos nacionales tienen el deber de esforzarse por alcanzarla”.

Queda poco para que los responsables mundiales rindan cuentas. Entre el 21 y 26 de mayo, serán 46 los proyectos o informes a tratar, que van desde la escasez de medicamentos y vacunas y el acceso hasta la estrategia mundial sobre salud pública, innovación y propiedad intelectual, pasando por el plan Mundial sobre vacunas; el marco de preparación para una gripe pandémica; la mejora del acceso a la tecnología sanitaria; la erradicación de la poliomielitis y la tuberculosis o la preparación de la tercera Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General sobre la Prevención y el Control de las Enfermedades No Transmisibles.

Twitter
Suplementos y Especiales