De las pastillas SAFA para la tos al homecare

alliance healthcare (1919-2019)
Herramientas
|
01 feb 2019 - 12:00 h
|
LA FICHA: “La Sociedad Anónima Farmacéutica Aragonesa fue creada en 1919 con un capital de 500.000 pesetas” “En 2007 es adquirida por la multinacional Alliance Boots, con el nombre Alliance Healthcare”

“Muy distinguido compañero: Creyendo interpretar el sentimiento unánime de los compañeros de la Región, hubimos de concebir el proyecto de crear en esta población un Centro Farmacéutico suficientemente robusto y vigoroso que fuera capaz de atender las demandas cada vez más imperiosas de la complicada terapéutica moderna...”.

Así empezaba la circular que recibieron hace ahora cien años —en 1919— los farmacéuticos aragoneses, la cual estaba firmada por seis compañeros que se presentaban ante ellos como la “Comisión gestora” de la Sociedad Anónima Farmacéutica Aragonesa (SAFA) que meses antes habían registrado ante notario. Una misiva en la que se hacía un llamamiento al cooperativismo basándose en la misma filosofía y objetivos que siguen vigentes en pleno 2019 en este sector mayorista: “notable economía en los precios (...) compras en cantidad suficiente para obtener los máximos beneficios (...) y la necesidad de que la clase farmacéutica, de antiguo tan disociada, se constituya en un núcleo vigoroso y con defensas propias”.

Ese fue el punto de partida de SAFA ahora que, ya bajo la denominación de Alliance Healthcare —según el proceso que se irá detallando en las siguientes líneas— se encuentra inmersa en su primer centenario de vida. Cien años que dan para ‘nacer’ bajo el asociacionismo de media docena de farmacéuticos y un capital social de 500.000 pesetas (en acciones nominativas de 500 pesetas) hasta contar hoy en día con una cuota nacional del 10,6 por ciento , más de 7.000 farmacias como clientes y facturar más de mil millones de euros, donde la distribución ‘solo’ supone ya el 50 por ciento de los beneficios.

De las pastillas para la tos a Almus

Pero cien años dan para mucho más. Por ejemplo, para pasar de producir y comercializar en los primeros años de existencia sus pastillas SAFA contra la tos (foto 1), en lo que puede considerarse uno de los primeros ejemplos de marca propia en la distribución farmacéutica, hasta disponer ahora de una gama de genéricos (Almus) y parafarmacia (Alvita) con cientos de productos en catálogo.

Un centenario también permite evolucionar de la razón de ser original de “proveer a la farmacia aragonesa de medicamentos, específicos, aguas minerales, artículos de ortopedia y material médico quirúrgico” y venta en el local de la zaragozana calle Coso (foto 2), a presentar una cartera de servicios —robotización de almacenes mediante (foto 3)— en el que el suministro de fármacos convive con servicios de logística inversa (foto 4), homecare y e-health.

Y, en lo que a rostros se refiere, un siglo da para contar con nueve presidentes, desde Ramon Bosqued hasta César Martínez. Entre medias: Ignacio Bosqued (1921-1950); Fernando Ríos (1951-1972); Ignacio Bosqued (1972-1992); Joaquín García (1992-1999); Ramón Arnal (1998-2005); Ornella Barra (2005-2008) y Manuel Sánchez (2008-2014).

2007, el punto de inflexión

En la década de los años 30, SAFA empezó su crecimiento por Aragón y Cataluña, a lo que contribuyó la adquisición en 1932 de la Cooperativa Farmacéutiva de Tarragona. Esta expansión por ambos territorios continuó consolidándose en las siguientes décadas.

Sin embargo, el punto de inflexión en este relato ocurre en 2007, cuando SAFA pasa a formar parte de la división de distribución farmacéutica de la multinacional británica Alliance Boots, bajo el nombre en España de Alliance Healthcare. La entidad pasa así a convertirse en un rara avis en el sector mayorista de medicamentos en España, al ser la única entidad ‘top’ no conformada exclusivamente por capital farmacéutico.

Llegados a este punto, he aquí una curiosa casualidad. En 2014, como consecuencia de la fusión de su matriz británica con la estadounidense Walgreens, Alliance Healthcare pasa a formar del nuevo grupo Walgreens Boots Alliance (WBA). Un escenario que parecía cerrar un círculo con aquella primera circular de 1919, en la que los farmacéuticos fundadores de SAFA apostaban por organizar la sociedad “de un modo perfecto y orientándola en las modernas prácticas mercantiles de las que son maestros los Estados Unidos”.

Como se decía, desde ese 2007 Alliance Healthcare lleva la ‘etiqueta’ de multinacional para lo bueno (que lo hay) y lo ‘malo’. Lo bueno radica, por ejemplo, en que la pertenencia a ese gigante mundial que es WBA permite disponer de una visión global de la sanidad y la farmacia y aplicar experiencias de éxito en otros modelos internacionales.

Así lo defendía recientemente Javier Casas, director general de Alliance Healthcare, con motivo del anuncio de la puesta en marcha de proyectos propios de home delivery que han generado polémica. “WBA es una empresa de salud, no solo farmacias, que tiene multitud de experiencias y servicios que dentro de cada modelo nacional y respetando la regulación, se valora o no la conveniencia de implantarlos en España”, defendía frente a las críticas del sector farmacéutico, y, en particular, desde otras entidades mayoristas con las que comparte mercado.

Precisamente, ahí radicaría lo ‘malo’: las desconfianzas y reticencias que, como también conocen —y denuncian— desde Alliance Healthcare, supone que una multinacional opere en un modelo eminentemente cooperativista.

Sea como fuere, Alliance Healthcare cumple su primer siglo de vida y quieren “cien años más de soluciones” como reza el lema escogido para la efeméride. El objetivo es, indican, “seguir apoyando el desarrollo de la farmacia comunitaria y ayudarla a optimizar su tiempo, mejorar su gestión y la atención al paciente”.

Twitter
Suplementos y Especiales