Canakinumab reduce en un 25% el riesgo cardiovascular en un subgrupo de pacientes

Herramientas
|
h
|

La compañía farmaceútica Novartis ha presentado los resultados de un nuevo análisis del estudio de Fase III Cantos presentado por Paul Ridker en las sesiones científicas de la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) 2017 y publicados simultáneamente en The Lancet. El análisis secundario preplanificado de un objetivo exploratorio demuestra que las personas con un ataque al corazón previo que lograban niveles de hsPCR por debajo de 2 mg/L tres meses después de la primera dosis de canakinumab presentaban una reducción del 25 por ciento en acontecimientos cardiovasculares adversos graves (MACE) frente a placebo (HRadj = 0,75 , IC 95% 0,66-0,85, p <0,0001)1. Estos pacientes también presentaron una reducción significativa del 31 por ciento en la tasa de muerte cardiovascular (CV) (HRadj = 0,69, IC 95% 0,56-0,85, p = 0,0004) y muerte por cualquier causa (HRadj= 0,69, IC 95% 0,58- 0,81, p <0,0001). No se observó una reducción significativa en estas variables entre los pacientes tratados con canakinumab que alcanzaron niveles de hsPCR iguales o superiores a 2 mg/L. Este análisis indica que el análisis de hsPCR durante el tratamiento puede ofrecer una manera rápida y fiable de identificar a los pacientes que con mayor probabilidad obtendrán los mayores beneficios del tratamiento a largo plazo con canakinumab. También demuestra que tratar la inflamación además de reducir el colesterol puede reducir significativamente el riesgo de acontecimientos cardiovasculares recurrentes.

“Este análisis del estudio Cantos sugiere que en práctica clínica, los médicos pueden identificar qué pacientes tienen mayor probabilidad de recibir el mayor beneficio del tratamiento a largo plazo con canakinumab”, explicó Paul Ridker, investigador principal del Estudio Cantos y director del Center for Cardiovascular Disease Prevention de Brigham ( Centro de prevencion de enfermedades cardiovasculares) y del Women’s Hospital. “Es importante destacar que estos datos también respaldan el valor de atacar la inflamación cuando se trata a los pacientes después de un ataque al corazón, lo que refuerza que “menos es mejor” cuando se trata de los niveles de inflamación”.

“Este resultado es un nuevo y emocionante desarrollo en el campo de la medicina cardiovascular personalizada”, explicó Vas Narasimhan, Director de Desarrollo de Medicamentos y Director Médico de Novartis a nivel Global. “Además de ofrecer beneficios cardiovasculares específicos para los pacientes, las estrategias de tratamiento personalizadas también pueden ser más rentables para el sistema de salud en general. Esperamos poder ofrecer este tratamiento innovador a los pacientes en un futuro próximo”.

El análisis también evaluó el número de pacientes que es necesario tratar (NNT). El NNT es una medida epidemiológica utilizada para comunicar la efectividad de una intervención de atención sanitaria en la que cuanto más bajo es el NNT, más efectiva es la intervención. El NNT estimado en este subgrupo de pacientes fue de 16, lo que indica que 16 pacientes tratados con canakinumab cuyos valores de hsPCR están por debajo de 2 mg/L necesitarían tratamiento durante cinco años para prevenir una muerte, ataque al corazón, un derrame cerebral o revascularización coronaria. El NNT para la cohorte del CANTOS en su conjunto fue 241.

El estudio demuestra que canakinumab tiene efectos importantes sobre la inflamación, lo que se asocia con arterotrombosis, la principal causa de los síndromes coronarios agudos y la muerte cardiovascular. Las personas con biomarcadores inflamatorios elevados, como hsPCR (proteína C reactiva de alta sensibilidad), tienen un mayor riesgo de acontecimientos cardiovasculares. La prueba de la hsPCR es un análisis de sangre simple, económica y ampliamente disponible de este biomarcador que también puede usarse para el riesgo inflamatorio residual. Este análisis de subgrupos de Paul Ridker incluyó pacientes cuyo nivel de hsPCR a los tres meses era mayor o igual a dos mg/L, así como aquellos cuyo nivel era inferior a dos mg/L, que es un límite clínico habitualmente utilizado para que la hsPCR mida riesgo inflamatorio residual. El análisis avala que los pacientes que alcanzan un nivel de hsPCR inferior a 2 mg/L al tercer mes de tratamiento pueden obtener un mayor beneficio del tratamiento a largo plazo con canakinumab. El perfil de seguridad de canakinumab en el subgrupo de pacientes cuyos niveles de hsPCR disminuyeron por debajo de 2 mg/L fue consistente con la población total del estudio. Las tasas globales de acontecimientos adversos (AA), acontecimientos adversos graves e interrupciones debidas a acontecimientos adversos en el estudio CANTOS fueron similares al placebo en todas las dosis de canakinumab. No hubo relación entre los niveles de hsPCR con tratamiento y los acontecimientos adversos.

Con más de 10.000 pacientes reclutados en el estudio durante seis años, CANTOS es uno de los mayores ensayos clínicos y de mayor duración en la historia de Novartis. Como se anunció anteriormente, los datos iniciales del estudio CANTOS demuestran que el tratamiento trimestral con 150mg de canakinumab provoca una reducción estadísticamente significativa del 15 por ciento en MACE, una combinación de muerte CV, infarto de miocardio no fatal y derrame cerebral no fatal, en personas con un ataque al corazón previo y aterosclerosis inflamatoria.

Twitter
Suplementos y Especiales