Herramientas
|
04 feb 2018 - 08:00 h
|

Finaliza un año que ha sido importante por el avance hacia una Farmacia Asistencial -marcado por la voluntad política y parlamentaria de avanzar hacia la prestación de Servicios Profesionales Farmacéuticos Asistenciales - y por la apuesta firme y decidida de la Organización Farmacéutica Colegial hacia la transformación digital de la Farmacia.

Comenzamos 2017 con una moción del Senado en la que se defendía la eficiencia y eficacia del modelo de farmacia, por su accesibilidad y equidad, y se proponía su desarrollo como servicio sanitario de proximidad. Y finalizamos el año con otra moción, en la misma cámara - por la que se crea la ponencia de estudio de los Servicios Asistenciales Farmacéuticos - y también con el compromiso y el apoyo manifiesto de la Ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en el acto de Premios y Medallas.

Una Farmacia Asistencial que ofrece servicios orientados a optimizar tanto el proceso de uso de la medicación, para conseguir mejores resultados en salud, como la prevención de la enfermedad y la promoción de la salud de los ciudadanos. Para demostrar la contribución de estos servicios al Sistema Sanitario y a los pacientes, estamos desarrollando estudios de investigación que validan su eficiencia. Servicios como el seguimiento farmacoterapéutico, la adherencia, la conciliación de los tratamientos o la revisión de la medicación, con resultados que evidencian la necesidad de impulsar esta nueva Farmacia. Sabemos que el seguimiento farmacoterapéutico reduce en más de un 50 por ciento los problemas de salud no controlados, y en más de un 50 por ciento las urgencias y los ingresos hospitalarios. Unos resultados que traducidos a términos económicos – y según informes realizados por consultoras externas - supondrían un ahorro de 2.272 millones de euros anuales, si se prestase al universo de pacientes mayores, crónicos y polimedicados de nuestro país.

En paralelo, estamos haciendo una decidida apuesta tecnológica, con Nodofarma, una plataforma que va a ser aglutinadora del trabajo de toda la red de farmacias. Una transformación de la Farmacia en la que hemos iniciado proyectos de gran magnitud, únicos en Europa, como la receta médica privada electrónica, una iniciativa que estamos liderando desde el Consejo de Farmacéuticos, junto al Consejo General de Médicos, la Fundación IDIS y las tres mutualidades del Estado (Muface, Mugeju e Isfas).

Otro proyecto fundamental en el ámbito de la innovación es el Sistema Español de Verificación de Medicamentos (Sevem) en el que - junto con el Ministerio de Sanidad, Farmaindustria, Aeseg y Fedifar – estamos trabajando para evitar la entrada de medicamentos falsificados en el canal legal; un sistema que será decisivo para los ciudadanos y la sanidad del futuro, y que estará plenamente operativo en febrero de 2019.

La gestión llevada a cabo en relación con la futura directiva del test de proporcionalidad ha sido también muy importante. Fruto del trabajo de los farmacéuticos - junto con médicos y dentistas en Europa – y con el apoyo de los eurodiputados y del Gobierno de España, hemos conseguido que el texto que va a llegar al Pleno del Parlamento Europeo – y que se votará en el primer trimestre de 2018 – contemple el especial reconocimiento de los profesionales sanitarios. Un especial reconocimiento que otorga seguridad a los pacientes y a los sistemas sanitarios.

Y tenemos también muchos retos para el nuevo año, en los que necesitamos la apuesta decidida del Ministerio de Sanidad: el desarrollo definitivo del Acuerdo Marco con la Farmacia, participando de manera urgente en el Foro de las Profesiones Sanitarias; la dispensación de los nuevos medicamentos de diagnóstico hospitalario en la farmacia comunitaria, poniendo fin a su salida cuando se deba a motivos económicos, en detrimento del servicio cercano que ofrece la farmacia; la participación de la red de farmacias en la asistencia sociosanitaria, y en la atención farmacéutica domiciliaria; y la formación especializada.

Un año, 2018, en los que tendré el honor y la responsabilidad de presidir la Agrupación Farmacéutica Europea, órgano de representación en el ámbito comunitario de 32 organizaciones farmacéuticas europeas. Una organización que representa a la Farmacia Europea y que aglutina a más de 400.000 farmacéuticos comunitarios y 160.000 farmacias de todo el continente.

España cuenta con un sistema farmacéutico que es un ejemplo para muchos países del mundo por su nivel de innovación, profesionalidad, accesibilidad, calidad y cercanía a la sociedad. Una Farmacia vanguardista en la incorporación de las nuevas tecnologías al servicio de la prestación farmacéutica y un referente en el ámbito asistencial.

Con este bagaje asumo la presidencia europea de la Farmacia, teniendo como eje de mi trabajo en este mandato la defensa del medicamento en la farmacia, con la dispensación del farmacéutico, como sucede en España y recomiendan diferentes organizaciones internacionales. Doce meses que supondrán una oportunidad histórica para la Farmacia española.

“Estamos haciendo una decidida apuesta tecnológica con Nodofarma”

Twitter