La innovación: motor de crecimiento

Herramientas
Directora general de IQVIA España
|
04 feb 2018 - 08:00 h
|

Desde el inicio de 2017, el mercado de farmacia comunitaria muestra decrecimientos en valores originados a su vez por un decrecimiento aún más acusado en unidades. Después de 10 meses, y eliminados los factores externos que condicionan dicha evolución, parece claro que estamos ante un cambio de tendencia que afecta al año completo.

Si bien podríamos atribuirlo a medidas de contención del gasto, al analizar el mercado de autocuidado (que incluye OTC) vemos una dinámica parecida en un segmento que no está sometido a políticas establecidas o medidas especiales que a nivel local, regional o nacional se destinen a controlar el gasto farmacéutico.

En los últimos años hemos asistido a una transformación radical de la farmacia española. Después de la desaceleración a causa de la crisis financiera, y tras el impacto negativo de las medidas de contención del gasto implantadas desde 2010, el mercado de autocuidado ha crecido de manera sostenida desde los últimos meses de 2013.

La innovación ha sido, sin ninguna duda, clave en esta tendencia de crecimiento. Innovación dirigida por los fabricantes que intensifican sus esfuerzos para lanzar nuevos productos, nuevas indicaciones para cubrir necesidades relacionadas con nuevos modos de vida, extensiones de líneas y diversificaciones de la gama de productos de cada compañía.

La propia naturaleza de dicha innovación mantiene una tendencia de crecimiento positivo en el segmento durante 2017, si bien con cierto grado de desaceleración frente a años anteriores, dado que la mayoría de lanzamientos se centran en extensiones de familias ya existentes y no en la creación de nuevas categorías que atraigan nuevos consumidores al canal.

Cuando analizamos el perfil de farmacias que mejor han aprovechado la oportunidad del autocuidado, encontramos establecimientos con más recursos, más metros, más empleados, más horas de apertura... Aquellos que han podido desarrollar un nuevo modelo basado en la gestión activa del mercado de autocuidado.

Pero no es más que el principio de la transformación de un mercado, ese donde un consumidor con nuevas necesidades requiere estrategias diferentes por parte de los laboratorios, para colaborar y construir un modelo centrado en el servicio como punto clave de diferenciación del canal.

Es importante no infravalorar la dificultad que supone para el farmacéutico trabajar un mercado muy diversificado, que requiere capacidades diferentes a los conocimientos tradicionales para gestionar un segmento que no todos los establecimientos pueden desarrollar sin ayuda adicional. Además, no debemos olvidar que otros canales también identifican la oportunidad que “el cuidado de la salud” ofrece y trabajan para ganar su cuota de atención. Por todo ello, la colaboración entre industria y distribución para apoyar a la farmacia en esta evolución será clave para el futuro.

En cuanto al mercado farmacéutico de prescripción, existen distintos factores que influyen definitivamente en su evolución y que son muy similares a los que vemos en el resto de los países civilizados.

Las medidas de contención del gasto marcan la congelación del segmento de productos que se dispensa en la farmacia comunitaria, tal y como hemos visto en los últimos años. Al final, la necesidad es si cabe aun mayor desde el punto de vista de equilibrar ahorros/resultados/calidad de asistencia. Los factores positivos y negativos se equilibran y vemos un mercado constante. No sucede igual en el segmento hospitalario, cuya evolución viene (y vendrá) marcada por los lanzamientos que ocurren en el canal, y el modelo de acceso a la innovación que el marco regulador sea capaz de establecer.

En el corto plazo es difícil establecer previsiones sobre bases no acordadas en cuanto a modelos de financiación, pero lo cierto es que la existencia de dichos modelos será un aspecto fundamental para posibilitar el acceso a todas las innovaciones que se prevén. La innovación genera el crecimiento sostenido en los próximos 5 años y los biosimilares se posicionan como herramienta para soportar el incremento del gasto y hacer viable el acceso a dicha innovación.

En la situación actual, disponer de una gran cantidad de datos de pacientes y consumidores, ofrece la oportunidad de revolucionar el sector salud creando un entendimiento común sobre lo que sucede en la práctica real y sus resultados. Con los avances tecnológicos, la cantidad ingente de datos continuos y procedentes de múltiples fuentes son fáciles de recoger, conectar y tratar, multiplicándose el potencial de análisis y conocimiento a obtener. A día de hoy es posible organizarlos de manera que ofrezcan una visión completa de la evolución de cada paciente y saber así qué resultados genera la elección de cada tratamiento en cada situación, y ello a pesar de la complejidad que añade el hecho de que cada evento en salud está siempre íntima y continuamente relacionado con el contexto y que no existe una respuesta correcta sino la solución más eficaz entre las posibles, y que las opciones son cada vez mejores pero específicas y más costosas.

Hay tres aspectos donde el uso de datos de la práctica real puede ser diferencial: impulsando la investigación clínica, definiendo nuevos modelos de acuerdos de financiación que faciliten el acceso a los fármacos innovadores de alto impacto económico y, por último, mejorando la práctica diaria con el uso de los datos disponibles en los diversos ámbitos de la atención sanitaria.

Se trata de organizar los datos para poder “entenderlos”, de encontrar los patrones que permitan, a partir de datos del mundo real no estructurados, llegar a conclusiones respecto a diversas cuestiones.

En IQVIA somos conscientes de esta necesidad, de ahí que hayamos invertido en las metodologías más sofisticadas para vencer las barreras existentes y poner a disposición del Sistema de Salud las garantías necesarias que permita al paciente obtener el máximo beneficio de la explotación de los datos, al acelerar los avances en investigación, mejorar la eficiencia e informarle de los resultados.

“Disponer de una gran cantidad de datos ofrece la oportunidad de revolucionar el sector salud creando un entendimiento común sobre lo que sucede en la práctica real y sus resultados”

Twitter