Herramientas
Presidente de SEFAC
|
04 feb 2018 - 08:00 h
|
<p>Un juego de equipo en el que gana el paciente</p>

Quienes ya me conocen saben de mi pasión por el baloncesto, deporte que practiqué con entusiasmo durante largos años y cuya constructiva filosofía trato de aplicar en el día a día de la farmacia comunitaria. Me gusta pensar que, en el caso de que las distintas profesiones sanitarias conformasen un equipo, el farmacéutico comunitario jugaría de base. Quizá su juego no sea el más vistoso de cara al público, pero se trata de una posición imprescindible para el engranaje del equipo. Como bien dijo en su momento uno de los mitos de este deporte, el gran Michael Jordan, el talento gana partidos, pero son el trabajo en equipo y la inteligencia los que ganan campeonatos.

A los farmacéuticos comunitarios, al menos es lo que siempre hemos defendido desde la Sociedad que tengo el orgullo de presidir, nos guía esa vocación de suma en aras de la mejora de la calidad de la atención que se le brinda al paciente, la eficiencia de los recursos disponibles y la sostenibilidad del sistema sanitario; una filosofía que nos hemos afanado por poner en práctica a lo largo de este 2017 que ya dejamos atrás, caracterizado por el juego en equipo y la ausencia de tiempos muertos. A principios de noviembre se presentaba en nuestra sede de Madrid el documento pionero Modelo de coordinación médico-farmacéutico para la atención al paciente con enfermedad crónica en atención primaria, promovido por SEFAC y las principales sociedades médicas (SEMERGEN, semFYC y SEMG). Se trata de la primera vez que sociedades científicas médicas y farmacéuticas plasman una estrategia consensuada y protocolizada –que se abrirá a otros colectivos sanitarios y asociaciones de pacientes- para encarar los problemas de salud del presente y sentar las bases que regirán la actuación sanitaria de los próximos años, que tendrá que ocuparse de una población polimedicada y con una perspectiva alta de vida, aquejada de enfermedades crónicas y con serios problemas de adherencia terapéuticas. En este contexto, la figura del farmacéutico comunitario será vital, dada su proximidad al paciente y conocimiento del mismo. Para predicar con el ejemplo, SEFAC ya puso en marcha a principios de año, de la mano de ESTEVE, un plan de adhesión al tratamiento en farmacia comunitaria.

La apuesta de SEFAC por la mano tendida en beneficio del paciente ha resultado particularmente provechosa en los últimos doce meses. Obras son amores y no buenas razones: la iniciativa ‘El farmacéutico que necesitas’, promovida por SEFAC y Ratiopharm para dar a conocer a la población el potencial de la farmacia asistencial en carpas de salud habilitadas al efecto –que mereció el premio Global de Farmacia en la 16ª edición de los premios Fundamed- concitó el pasado año el cariño y la atención de farmacéuticos voluntarios, Administración, Industria, diferentes estamentos profesionales sanitarios y población. En 2017 hemos firmado convenios con sociedades científicas como la Sociedad Española de Alergología e Imunología, pero también de pacientes, como la Federación Española de Diabetes, la Asociación Española contra el Cáncer y Acción Psoriasis. Nuestra decidida apuesta por una farmacia asistencial ha sumado a los COFs de Ourense y Teruel a la larga lista de colegios farmacéuticos con los que tenemos firmados convenios para estimular los servicios profesionales. No me quiero olvidar de los acuerdos firmados con distribuidoras farmacéuticas como Cofares – con la que colaboramos en la 1ª edición del premio Francisco Martínez a la mejor tesis en farmacia asistencial-, y la Federación Española de Estudiantes de Farmacia, que nos ha facilitado la permeabilización del modelo asistencial que defiende SEFAC en las nuevas generaciones de farmacéuticos. Pero esto no ha hecho más que empezar: en los próximos meses tenemos previsto profundizar en actividades con farmacia hospitalaria y con enfermería.

SEFAC apuesta por la suma interdisciplinar de profesionales sanitarios, sí, pero también aspira a la excelencia profesional. Sólo la actualización constante de conocimientos y el rigor científico nos permitirá seguir exhibiendo el potencial que poseemos los farmacéuticos comunitarios y trasladárselo otros profesionales sanitarios, administración y pacientes. Con este objetivo en mente, SEFAC celebró durante 2017 catorce jornadas científico-profesionales que llegaron a prácticamente todos los puntos de la geografía española. Casi 3.000 farmacéuticos (una cifra que resulta un 80% superior a la obtenida en 2015) pudieron formarse científicamente con talleres prácticos, aprendieron de las experiencias reales de otros compañeros que ya han implantado servicios profesionales en sus farmacias, y pudieron asistir al debate de mano tendida sobre el futuro de los medicamentos innovadores; un área donde el papel de la farmacia comunitaria debe volver a ser imprescindible. Este provechoso y exitoso recorrido tuvo su punto culminante en la Jornada Nacional celebrada a finales de noviembre en Alicante; un evento bisagra –que tuvo continuidad durante las II Jornadas de Farmacia Asistencial de Abarán-, que sirvió de presentación al VIII Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios, que del 24 al 26 de mayo nos permitirá convertir a esta hermosa ciudad levantina en la capital de la farmacia asistencial.

Me gustaría retomar en este tramo final las palabras de ‘Air’ Jordan. Explicaba el astro de la NBA que algunas personas simplemente esperan que algo ocurra, mientras que otras simplemente con que sucederá. Sin embargo, qué importante son las personas que luchan por hacer realidad los sueños del colectivo. Desde SEFAC seguiremos empeñados en el 2018, como dice el lema de nuestro citado Congreso, en hacer realidad nuestros sueños profesionales en lugar de limitarnos a soñar nuestra profesión.

“La apuesta de SEFAC por la mano tendida en beneficio del paciente ha resultado particularmente provechosa en los últimos doce meses”

Twitter
Suplementos y Especiales